Fotomontaje con algunas de las tapas y vermuts de las bodegas más auténticas de Barcelona / BMAGAZINE
Fotomontaje con algunas de las tapas y vermuts de las bodegas más auténticas de Barcelona / BMAGAZINE

Estas son las bodegas más auténticas de Barcelona

Más de diez establecimientos de la capital catalana que mantienen su esencia castiza acompañada de las mejores tapas y vermuts

Guardar
Periodista

Aunque la alta cocina esté de moda, los clásicos nunca dejarán de conquistarnos. Un vermut bien tirado, unas bravas recién hechas, una ración de anchoas o unas croquetas caseras son insuperables. 

A pesar de ser una ciudad moderna y cosmopolita, Barcelona mantiene el espíritu de la tradición gastronómica. Es por eso que BMagazine ha elaborado una lista con las mejores (y más auténticas) bodegas de la capital catalana. 

CELLER CAL MARINO

Cal Marino es un antiguo taller mecánico reconvertido en bodega. Su local, con paredes de ladrillo y mesas de barril, transporta a los clientes a la época dorada del Poble-sec. 

Algunas de sus especialidades son las croquetas de la casa, el vermut, la ensaladilla, las gildas o los bocadillos. También sus cervezas, de las cuales tienen un gran repertorio de especialidades elaboradas en España. 

Dirección: calle Margarit, 54

Ración de anchoas con un vermut en el Celler Cal Marino / INSTAGRAM
Ración de anchoas con un vermut en el Celler Cal Marino / INSTAGRAM

BODEGA MONTSE

La Bodega Montse es uno de los locales del barrio chino que siguen aguantando pese a las crisis y la pandemia. Sus paredes están decoradas con fotos antiguas de Barcelona y sus clientes son de toda la vida.

Como buena bodega que es, cuenta con barriles, que sirven como mesas para sus clientes, y una impresionante barra llena de todo tipo de bebidas. El vermut es obligatorio para todos aquellos que pasen por este establecimiento, al igual que sus anchoas, sus boquerones o sus bocadillos. 

Dirección: calle del Arc de Sant Agustí, 5

Fachada de la bodega Montse en una imagen de archivo / GOOGLE MAPS
Fachada de la bodega Montse en una imagen de archivo / GOOGLE MAPS

BODEGA MANOLO

Gràcia cuenta con una de las bodegas más auténticas de toda Barcelona. Aparte de buen vermut, la bodega Manolo propone tapas de toda la vida versionadas. El pulpo con parmentier de patata, las tortas crujientes con arenque o las berenjenas con brie y miel son algunas de las más demandadas. 

Esta bodega tiene menú de día a un precio asequible: 11 euros. Es por eso que se llena rápido y siempre tiene clientes haciendo cola. 

Dirección: calle del Torrent de les Flors, 101

Tapas y vermuts en la Bodega Manolo de Gràcia / INSTAGRAM
Tapas y vermuts en la Bodega Manolo de Gràcia / INSTAGRAM

BODEGA MONTFERRY

La bodega Montferry abrió sus puertas en 1964 y pasó casi 50 años sirviendo vermuts y las mejores tapas. En 2013 sus propietarios, Evangelina y Pedro, decidieron jubilarse. Fue entonces cuando el instagramer Alberto García (En ocasiones veo bares) avisó a unos amigos para que tomasen las riendas. 

Desde entonces, este establecimiento ha renacido y se ha renovado con las mejores tapas. En su carta destacan el pincho de tortilla o sus impresionantes (y contundentes) bocadillos. 

Dirección: calle de Violant d'Hongria Reina d'Aragó, 105

Bocadillo y pincho de tortilla de la bodega Montferry / INSTAGRAM
Bocadillo y pincho de tortilla de la bodega Montferry / INSTAGRAM

EL SIDRAL

Aunque antes se llamaba Bodega Vilaseca, El Sidral sigue siendo una de las bodegas de referencia de la zona de los Encants. Situada a pocos metros de la Fira de Bellcaire, es un punto de encuentro de vecinos y amigos durante los fines de semana. 

Este establecimiento tiene un celestial vermut de Reus y unas anchoas que son de otro mundo. También destacan en su carta la cerveza artesana o los langostinos en salsa. 

Dirección: calle del Dos de Maig, 213

Tapas servidas en El Sidral de los Encants / GOOGLE MAPS
Tapas servidas en El Sidral de los Encants / GOOGLE MAPS

BODEGA CAROL

El escaparate de la bodega Carol no deja indiferente a los transeúntes que pasan por al lado. Decorado con discos de Sara Montiel, sifones de colores y cántaros, es uno de los más divertidos de la zona. 

Entre las tapas que más destacan de su carta se encuentran los torreznos, las albóndigas, la carne mechada, la cecina, la mojama o su variedad de quesos. 

Dirección: calle de Aragó, 558

Fotomontaje de la fachada y una tapa de cecina de la bodega Carol / INSTAGRAM
Fotomontaje de la fachada y una tapa de cecina de la bodega Carol / INSTAGRAM

BODEGA SALVAT

La bodega Salvat es una de las mejores bodegas de Barcelona. Este establecimiento, ubicado en el barrio de Sants, cuenta con unas de las mejores anchoas de la ciudad. 

Sus aceitunas aliñadas, sus croquetas, sus berenjenas rellenas o su cecina son un must para todos sus clientes. También lo son su vino a granel, su delicioso vermut y sus chatos de cerveza. 

Algunas de las tapas más pedidas de la bodega Salvat / INSTAGRAM
Algunas de las tapas más pedidas de la bodega Salvat / INSTAGRAM

LA BODEGUETA DE'N MIQUEL

En el barrio de Porta, justo delante de la estación de metro de Llucmajor, se encuentra una de las bodegas más genuinas de la ciudad. Hace 50 años que La Bodegueta de'n Miquel acoge a sus comensales para ofrecerles las mejores tapas. 

Este establecimiento apuesta por el cliente local y de barrio, por eso pone precios realistas, como la tapa y bebida por 1,95 euros. Algunas de las tapas más demandadas de su carta son la ración de torta del Casar o la receta gallega de zorzas. 

Dos de las tapas más servidas de la Bodegueta de'n Miquel / INSTAGRAM
Dos de las tapas más servidas de la Bodegueta de'n Miquel / INSTAGRAM

BODEGA MASSANA

La bodega Massana es la más fancy de la lista. Este establecimiento ubicado en barrio de Horta destaca por sus tapas elaboradas y presentadas de forma cuidadosa. 

En este local, fundado en 1930, triunfan los bocadillos en pan de brioche con distintos rellenos: de panceta ibérica confitada con cebollas encurtidas, piparras y mayonesa; de bacalao con samfaina o de secreto ibérico con champiñones. 

Dirección: calle de Horta, 1

Brioche y entrecotte de la bodega Massana / INSTAGRAM
Brioche y entrecotte de la bodega Massana / INSTAGRAM

BODEGA D'EN RAFEL

La bodega d'en Rafel es uno de los establecimientos gastronómicos más conocidos de Sant Antoni. Personajes literarios importantes de Barcelona, como Quim Monzó o Carlos Zanón, son clientes asiduos de esta bodega barcelonesa. 

Su dueño se jubiló tras 35 años al mando y ahora un nuevo propietario ha vuelto a remontar el negocio. En su carta destacan la tapa de anchoas, las albóndigas o sus famosas croquetas. 

Dirección: calle de Manso, 52

Diferentes tapas en una mesa de la bodega d'en Rafel / INSTAGRAM
Diferentes tapas en una mesa de la bodega d'en Rafel / INSTAGRAM

BODEGA PÀDUA

En la zona alta de la ciudad se encuentra la bodega Pàdua, uno de los principales referentes gastronómicos de este tipo. Se trata de un negocio familiar con más de 60 años de tradición en el que el vermut artesanal, los caracoles de la casa y las diferentes tapas que gobiernan su carta son sus principales atractivos. 

No solo es su interior el que desafía al paso del tiempo, también los precios, manteniendo una propuesta con una de las mejores relaciones calidad / precio que podemos encontrar en la ciudad. 

Dirección: calle de Pàdua, 92

Receta de caracoles de la bodega Pàdua / INSTAGRAM
Receta de caracoles de la bodega Pàdua / INSTAGRAM
Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.