Un coche con el cristal roto en La Verneda / CEDIDA
Un coche con el cristal roto en La Verneda / CEDIDA

Robos y cristales de coches rotos en un aparcamiento improvisado de La Verneda

La calle de Bonaventura Gispert se ha convertido en un foco de delincuencia

Guardar
angela
Redactora de Metrópoli Abierta

Nueva oleada de robos con fuerza en el interior de veh√≠culos, esta vez en el barrio de¬†La Verneda i La Pau, muy cerca de la rambla Guip√ļzcoa. Varios vecinos de la zona se han puesto en contacto con Metr√≥poli para denunciar los hechos, que se llevan repitiendo desde hace semanas.

La falta de aparcamiento, explican los residentes del barrio, ha provocado que la calle de Bonaventura Gispert, paralela a la rambla de Prim y sin salida, se llene de motos y coches aparcados de forma improvisada y sin ning√ļn tipo de control. Es esta hilera de veh√≠culos estacionados lo que ha llamado la atenci√≥n de diversos delincuentes que aprovechan para robar las pertenencias del interior.

La calle de Bonaventura Gispert donde se producen los robos / CEDIDA
La calle de Bonaventura Gispert donde se producen los robos / CEDIDA

UN SOSPECHOSO QUE "MERODEA"

Los robos se producen tanto de d√≠a como de noche, explican los vecinos. La calle, adem√°s, es id√≥nea, ya que no est√° muy transitada y apenas est√° urbanizada. Sin embargo, el grupo ya ha fichado a un posible sospechoso que "merodea", seg√ļn dicen, por la calle citada.

Al hombre, extranjero, le atribuyen la sustracción de los objetos personales, pero no creen que sea el que "revienta los cristales": "Creemos que se ha aprovechado".

Un vehículo con el cristal roto / CEDIDA
Un vehículo con el cristal roto / CEDIDA

AVISO A LOS MOSSOS

Uno de los vecinos se enfrentó al sospechoso, que le comenzó a hablar en inglés, cuenta, seguramente para despistar. "Yo pensaba que era una víctima, pero cuando le dije que lo mejor era llamar a los Mossos d'Esquadra me dijo que no quería problemas".

El potencial ladr√≥n, lejos de amedrentarse, continu√≥ por la zona, lo que hizo que el residente llamase a la polic√≠a. "Me dijeron que mandar√≠an a alguien, pero despu√©s de una hora no apareci√≥ ning√ļn agente. Si hubiesen venido cuando los llam√©, lo hubiesen pillado", asegura el hombre.

Cristales rotos en La Verneda / CEDIDA
Cristales rotos en La Verneda / CEDIDA

CARTERISTA

Los mismos vecinos denuncian otra actuaci√≥n similar por parte del cuerpo de polic√≠a catal√°n, esta vez en el autob√ļs V29, que tambi√©n hace parada por la zona. Un grupo de personas caz√≥ in fraganti a un carterista que viajaba camuflado como un usuario m√°s del transporte p√ļblico.¬†

En esa ocasi√≥n, los mossos subieron al autob√ļs e identificaron al ladr√≥n, pero nada m√°s: "Ni lo cachearon para saber si ya hab√≠a robado algo ni le hicieron nada", lamentan los residentes del barrio, que ven c√≥mo los delincuentes huyen de la justicia con total impunidad.

DELINCUENCIA

Los vehículos estacionados en el barrio de La Verneda i La Pau ya fueron hace meses objeto de robo, pero de los catalizadores. Los ladrones se agazapan debajo del vehículo y, en pocos minutos, se llevan su botín. En los talleres de la zona conocen de primera mano este fenómeno que, desde principios de 2022, ha cogido impulso.

Los robos ocurren en varias zonas de Barcelona, pero en los √ļltimos meses, Metr√≥poli se hizo eco del fen√≥meno en este barrio, al l√≠mite con Sant Adri√† de Bes√≤s.

Si quieres leer m√°s noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, desc√°rgate nuestra app para iOS y Android.