Imagen de un ladrón asaltando una vivienda en la zona alta de Barcelona / PLATAFORMA VECINOS AFECTADOS POR LA INSEGURIDAD
Imagen de un ladrón asaltando una vivienda en la zona alta de Barcelona / PLATAFORMA VECINOS AFECTADOS POR LA INSEGURIDAD

Temor por los asaltos en pisos de la zona alta de Barcelona: los vecinos, hartos de la inseguridad

Los residentes del distrito de Sarrià-Sant Gervasi ven con miedo el aumento de robos en viviendas y piden más protección

Guardar
Periodista
Actualizado: 06/12/2022 09:38 h.

Ver un ladrón trepando por la fachada de un bloque en el distrito de Sarrià–Sant Gervasi se ha vuelto una imagen más recurrente de lo normal. Las cámaras de seguridad captan a hombres con el rostro cubierto subiendo por las barandillas y saltando de balcón en balcón. No es la primera vez que aparecen ladrones escaladores en la zona alta de Barcelona y los vecinos están hartos. Carolina Torredemer, de la Plataforma de Vecinos Afectados por la Inseguridad en Barcelona, alerta de un aumento de robos en el distrito.

LA INSEGURIDAD, PRINCIPAL PROBLEMA EN BARCELONA

Según los resultados de la consulta Paraula de Barcelona presentados el pasado jueves 1 de diciembre, la falta de seguridad es una de las principales preocupaciones de los barceloneses. El 82,2% de los encuestados afirman que la capital catalana es cada vez más insegura. En el caso del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, los datos muestran que los vecinos perciben una mayor inseguridad (84%).

En conversación con Metrópoli, Torredemer explica que los robos en domicilios son los más habituales y que en noviembre ha habido un gran repunte. Además de los asaltos en viviendas, la representante de la plataforma señala que también ha habido robos violentos en plena calle, sobre todo de móviles y carteras. 

Su modus operandi es escalar las fachadas y entrar por las ventanas, incluso ignorando si la familia se encuentra dentro o no. "Hemos tenido robos a las 7:00 horas de la mañana cuando la familia estaba durmiendo o con ancianos mirando la televisión en su salón", denuncia Carolina.

"La violencia en los robos es muy puntual", detallan desde la plataforma. En caso de que se de es, sobre todo, en robos durante la noche y por la calle, cuando los jóvenes vuelven de fiesta y aprovechan para asaltarlos y robarles el móvil o dinero, explica Torredemer.

DATOS

Torredemer asegura que desde la plataforma se han puesto en contacto con representantes políticos para proponer soluciones. Sin embargo, critican que siempre los han tachado de "ciudadanos hipocondríacos", porque se trata de "una percepción de inseguridad". Más allá de las percepciones, los datos corroboran que los delitos crecen en la zona alta de Barcelona. Según los datos aportados por Carolina, en tan solo un mes en la zona de Tres Torres se han producido un total de 25 hechos delictivos, entre ellos tentativa de homicidio y de robo con fuerza en domicilio. 

Según los datos oficiales ofrecidos a este medio por parte de los Mossos d’Esquadra, si bien es cierto que puede haber “una percepción de pequeños repuntes en los últimos meses”, la verdad es que este 2022 se ha registrado un 8% menos de robos con fuerza en domicilios respecto a 2019. Desde los Mossos aseguran que tienen constancia de las quejas vecinales y que por eso insisten en poner “más presencia policial, tanto de uniforme como de paisano, en zonas del distrito”, juntamente con acciones de la Guardia Urbana de Barcelona.

Una ventada rota por un robo en un piso de la calle de Carrencà / CAROLINA TORREDEMER
Una ventana rota por un robo en un piso de la calle de Carrencà / CAROLINA TORREDEMER

MEDIDAS DE AUTOPROTECCIÓN

Ante el aumento de robos en viviendas y en plena calle, los vecinos recurren a medidas de autoprotección. "En los consejos plenarios pedimos que se pusieran carteles en las calles para informar de que la comunidad estaba conectada con los cuerpos de los Mossos y la Guardia Urbana", explica Carolina, que añade que esta solución podría frenar la creciente delincuencia. Sin embargo, el Ayuntamiento respondió que no era posible. 

Otra de las soluciones es la creación de una red de porteros conectados con los cuerpos de seguridad, que ayudan a informar de todo lo que sucede en los barrios. A su vez, hay algunas comunidades de vecinos que apuestan por la seguridad privada y un refuerzo de alarmas para evitar ser víctimas de asaltos en sus casas.

TESTIMONIOS DE VÍCTIMAS

A.M.S., es una de los muchos vecinos víctimas de robo. Tal como explica a Metrópoli, el asalto a su casa se produjo durante el puente de Todos Los Santos, cuando ella y su familia se encontraban de viaje en San Sebastián. La vecina se dio cuenta de que habían entrado en su piso gracias a la señal de alarma que le mandó su móvil, conectado a los sensores de la casa. "Pude ver en directo todo lo que estaba pasando", añade. "Entró una persona con una linterna, una gorra y con el rostro tapado con una mascarilla. Al darse cuenta que teníamos un sensor en el salón lo giró para no ser gravado", señala la mujer.

El ladrón intentó entrar en la habitación de la víctima, pero no lo consiguió, ya que estaba cerrada con doble llave. A.M.S., explica que el ladrón entró en su casa escalando unas terrazas laterales. "Para entrar tuvo que romper la cerradura de la puerta de ballesta y además un candado", detalla la vecina. Poco después de saltar la alarma y de avisar automáticamente a la policía, el ladrón se escapó, por lo que los agentes no lo pudieron detener. "La gran suerte fue que no nos encontrábamos en casa", concluye.

EN BUSCA DE OBJETOS DE VALOR

Otra de las personas afectadas es de edad avanzada y vive sola. Según explica a este medio, el pasado miércoles 30 de noviembre entraron en su piso de la calle de Doctor Carulla, aunque se encontraba fuera de casa. Los ladrones entraron por el patio interior, forzaron la puerta de la terraza e inmediatamente saltó la alarma. "Robaron objetos de valor, como joyas", afirma. A pesar de que los Mossos d'Esquadra se personaron al lugar de los hechos, no localizaron al autor del robo. Por ahora, la víctima presentará la denuncia pertinente.

Objeto que un ladrón utilizó para entrar a robar en un piso de la zona alta / CAROLINA TORREDEMER
Objeto que un ladrón utilizó para entrar a robar en un piso de la zona alta / CAROLINA TORREDEMER

Carlos vive en la calle de la Emancipación y se suma a la larga lista de vecinos robados. En su caso, tampoco se encontraba en casa y fue la alarma que avisó de lo sucedido. "Yo tengo doble ventana y me sentía muy seguro, pero lo revientan todo para poder entrar", asegura en conversaciones a este medio. El ladrón forzó la ventana y se dirigió a la habitación principal, donde regiró todos los muebles en busca de joyas y objetos de valor. "Van muy rápido. La alarma les da unos segundos de margen para actuar, porque tarda unos minutos hasta que no llama a la policía", lamenta Carlos. Este vecino quiere presentar una denuncia ante los Mossos d'Esquadra, pero afirma que el proceso administrativo es tan complicado que provoca "un trastorno tremendo". Solo en la finca donde vive Carlos salen "a un robo por semana", algo que asegura lo ha convertido "en un experto en robos".

PETICIONES

Según la Plataforma de Vecinos afectados por la Inseguridad en Barcelona, el problema de las okupaciones, hurtos, robos violentos, tráfico de drogas, narco pisos, etc., evidencian, no sólo la decadencia de la ciudad, su inseguridad y el fortalecimiento de las mafias, sino la necesidad de cambios legislativos eficaces para hacer frente a esta pandemia delincuencial. Por este motivo, Torredemer asegura que se necesitan más agentes de Guardia Urbana para hacer patrullaje a pie de calle, incrementando los agentes uniformados, "a fin de disuadir a los delincuentes y dar una mayor sensación de seguridad al ciudadano".

Desde la entidad también solicitan recuperar la figura del sereno como se ha hecho en Cornellà, Premià de Dalt o Santa Coloma de Gramanet, "contratando a personas que se encuentran en paro, cumpliendo así una función social y sirviendo también para velar por la tranquilidad, mejorando la sensación de inseguridad, y la confianza ciudadana en las calles".

Torredemer exige que la vigente reforma del código penal en materia de reincidencia "sea acompañada de medidas adicionales, como la creación de más juzgados de instrucción especializados en seguridad ciudadana, que garanticen la celeridad y eficacia procesal, o la coordinación entre policía, Fiscalía y Juzgados compartiendo archivos o una mejor coordinación entre los cuerpos de seguridad". Según la representante de la entidad vecinal, estas medidas "permitirían luchar contra bandas organizadas, entrecruzando datos y facilitando un mejor conocimiento e información sobre la delincuencia habitual y reincidente y la posibilidad de utilizar las herramientas de las que ya dispone el Código Penal".

UN SERVICIO PARA TODOS

Torredemer recuerda que los robos no son un problema exclusivo de la zona alta de la ciudad. Por este motivo, la Plataforma de Vecinos afectados por la Inseguridad en Barcelona es transversal e intenta ayudar a todos los ciudadanos de la ciudad que están hartos de la inseguridad. "Puntualizar que este no es un debate ideológico, sino puros dramas sociales que los representantes institucionales tienen la obligación de afrontar y resolver", concluye Torredemer.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.