La nueva fábrica de Wallbox en Arlington / WALLBOX
La nueva fábrica de Wallbox en Arlington / WALLBOX

Wallbox inaugura una nueva fábrica en Estados Unidos

La nueva planta situada en Arlington está pensada para fabricar un millón de cargadores con cero emisiones en 2030

Guardar
Periodista

La startup barcelonesa Wallbox prosigue en su camino hacia la internacionalización. La compañía especializada en productos de carga eléctrica ha inaugurado este jueves una nueva fábrica en Arlington (Texas), que se suma a la planta de fabricación que tiene en China, así como a las otras dos que también funcionan a pleno rendimiento en la provincia de Barcelona.

Con 12.000 m2 de superficie, la nueva planta podrá producir en lo que va de año unos 250.000 cargadores eléctricos en lo que queda de año. Este cifra aumentará hasta el millón de unidades de cara a 2030. En total, la plantilla la integrarán unos 250 trabajadores en 2025, cifra que, esperan, aumente hasta los 700 en 2030.

“Llevar la capacidad de producción de Wallbox a los Estados Unidos refuerza significativamente nuestro potencial para satisfacer las necesidades de ese mercado, uno de los más importantes para nosotros junto con Europa y China. Esta nueva fábrica no solo tiene un papel fundamental en nuestra estrategia de expansión en Norteamérica, ya que nos posibilitará mejorar los tiempos de entrega y reducir los costes de transporte, sino que es esencial para conseguir nuestra meta de ser la empresa líder en soluciones de carga para vehículos eléctricos y gestión de la energía en todo el mundo. Nos llena de orgullo que, gracias al talento y al compromiso de nuestro equipo humano, podamos hoy inaugurar nuestra propia planta de producción en Estados Unidos, un país con enorme potencial que nos permite seguir impulsando la transición energética a nivel global, nuestro gran objetivo”, ha asegurado Enric Asunción, CEO y cofundador de Wallbox.

Los productos de la compañía "atenderán múltiples segmentos de carga de vehículos eléctricos, como la carga residencial, la carga bidireccional y la carga hiperrápida en estaciones de recarga en autopistas", ha explicado la barcelonesa en un comunicado.

En esta misma línea, el principal objetivo para el próximo año es el desarrollo y puesta a la venta de Hypernova, un cargador especializado para la recarga pública en autopistas que en solo cinco minutos puede aportar una autonomía a un vehículo eléctrico de hasta 160km.

La planta de Arlington, un proyecto de más de 70 millones de euros, complementa las operaciones y los servicios existentes de Wallbox en Norteamérica, incluida su sede corporativa situada en Mountain View (California), y los almacenes en Burlington (Carolina del Norte) y Bloomington (California).

CERO EMISIONES

Con la puesta a punto de la nueva fábrica, Wallbox ha insistido en su compromiso con el medio ambiente, por el que aseguran que, de cara a 2030, conseguirán una producción que garantice una huella medioambiental de cero emisiones de gases de efecto invernadero. 

La nueva planta de fabricación de Wallbox en Arlington (Texas) / WALLBOX
La nueva planta de fabricación de Wallbox en Arlington (Texas) / WALLBOX

A propósito de dicho compromiso, el consejero del presidente de Estados Unidos, Mitch Landrieu, ha asegurado en su visita virtual a la planta que “la energía limpia es el futuro, y juntos lideraremos el mundo desde la innovación, asegurándonos de que todo Estados Unidos vea los beneficios”. “El rápido crecimiento de Wallbox es la prueba de que podemos hacer este trabajo a la vez que creamos empleos bien remunerados y que fomentamos el crecimiento de la economía en Estados Unidos”, ha señalado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.