La Guardia Urbana desaloja por aglomeraciones las plazas del barrio Gràcia de Barcelona / EFE
La Guardia Urbana desaloja por aglomeraciones las plazas del barrio Gràcia de Barcelona / EFE

El Ayuntamiento admite un “incremento considerable” de gente por la noche

Batlle afirma que no ha habido “incidentes destacables” en Barcelona tras el fin del toque de queda

Guardar
Periodista

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha reconocido que desde el levantamiento del toque de queda ha habido “un incremento considerable de la presencia de gente en el espacio público nocturno”. Ante el repunte de ciudadanos que han salido de noche, especialmente en Gràcia, el litoral barcelonés y el centro de la ciudad, el miembro del Ayuntamiento ha destacado que “no se han registrado incidentes destacables”.

De hecho, Batlle ha explicado que las denuncias han tenido que ver sobre todo por las “actitudes incívicas” y por no cumplir las medidas anti-covid.

OCIO VS CIVISMO 

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona ha pedido “responsabilidad” a la ciudadanía y ha remarcado la voluntad de “hacer compatible el ocio nocturno y la diversión con unas mínimas normas de civismo y comportamiento”.

5.500 DESALOJADOS

La Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra, en un operativo conjunto, han desalojado esta madrugada a más de 5.000 personas en Barcelona. Ha sido la tercera noche sin toque de queda en la capital catalana y el principal foco de aglomeraciones se ha registrado de Gràcia. En total, los agentes han dispersado a 4.000 personas de esa zona de la Ciudad Condal, aunque también han actuado en el litoral barcelonés, en la playa de Sant Miquel y en el Born. Por el momento, no consta que se hayan producido detenciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.