Fachada de la panadería 'Fleca Girabal' con la persiana echada / ANDONI BERNÁ CALVO
Fachada de la panadería 'Fleca Girabal' con la persiana echada / ANDONI BERNÁ CALVO

Cae una de las panaderías más antiguas de Barcelona

Las bajas ventas y el auge de los precios de las materias primas han acabado con 113 años de historia viva del barrio de Sant Andreu del Palomar

Guardar
Andoni Berná Calvo

Los vecinos de la calle de Servet del barrio de Sant Andreu del Palomar dejarán de levantarse con el olor a pan recién horneado por la mañana. Y no cualquier olor a pan, sino ese olor que solo sabe emanar un negocio de los de toda la vida, un olor mejorado a partir de la transmisión de conocimiento de generación en generación.

Y es que la Fleca Girabal, uno de los comercios de toda la vida del que antaño fue un pueblo que se anexionó Barcelona cuando se expandió entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX está elaborando sus últimas horneadas. De hecho, el establecimiento casi vive la anexión pues, fundada en 1909, en plena Setmana Tràgica por Bartomeu Girabal Plans, lleva horneando pan durante los últimos 113 años según relata el portal Ruta dels Emblemàtics.

Vista de la calle de Servet a la altura de la Fleca Girabal / ANDONI BERNÁ CALVO
Vista de la calle de Servet a la altura de la panadería 'Fleca Girabal' / ANDONI BERNÁ CALVO

Desde entonces, siempre ha habido un Girabal al frente del negocio. El último, Ramon Girabal, miembro de la cuarta generación de la familia que lleva al frente del establecimiento desde 1986, cuando la heredó de su padre, Bartomeu.

LOS ESTRAGOS DE LA GUERRA DE UCRANIA LLEGAN A LOS BARRIOS

El negocio horneará su última remesa el próximo 31 de julio tras no haber sido capaz de aguantar el golpe combinado de una caída de las ventas y de el auge de los precios de las materias primas ocasionado por la guerra en Ucrania, principal país exportador de trigo de Europa.

El local posee la categoría de establecimiento histórico y con valor patrimonial y forma parte del catálogo del patrimonio arquitectónico, histórico-artístico y paisajístico de los establecimientos emblemáticos de la ciudad de Barcelona, listado que elabora desde 2016 el ayuntamiento de la capital catalana.

Dos panes saliendo del horno de la Fleca Girabal / RUTA DEL EMBLEMÀTICS
Dos panes saliendo del horno de la panadería 'Fleca Girabal' / FICC

Todavía en su interior esta panadería conserva gran parte de la decoración original, así como los hornos e instalaciones que se utilizaban en la época, por lo que hacer la compra de pan diaria en el establecimiento supone hacer un viaje en el tiempo más de 100 años atrás no solo para la vista, sino para el paladar.

La panadería cierra sus puertas con el cariño del barrio detrás, pues todo el mundo está invitado a la fiesta de despedida que harán en la calle de Servet, 34 el próximo sábado, 30 de julio, en la que actuará una compañía de teatro del barrio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.