Construcci贸n de nuevas plataformas para preservar las terrazas covid / ARNAU DALMASES
Construcci贸n de nuevas plataformas para preservar las terrazas covid / ARNAU DALMASES

Los desprop贸sitos de las terrazas de Barcelona: restauradores obligados a pagar precios desorbitados

La instalaci贸n de mesas exteriores de bares y restaurantes topa con m煤ltiples trabas en la ciudad

Guardar
Periodista

Las terrazas de los bares de Barcelona traen de cabeza a los restauradores. Comenzaron siendo una suerte de gracia de la alcaldesa, Ada Colau, a los bares para que pudieran recuperarse de la crisis de la pandemia. Pero el Ayuntamiento y especialmente su secci贸n ecol贸gica aprovech贸 para obligar a poner esas terrazas en plena calzada, combatiendo as铆 a su otro gran enemigo, el coche, al que quiere recortar espacio vital en Barcelona. Pero ahora, tras haber hecho campa帽a a favor de las terrazas, el Ayuntamiento ha impuesto una normativa que tiene desesperados a los restauradores.

No es ya s贸lo el hecho de negar los permisos para la gran mayor铆a de las terrazas, una negativa que muchos restauradores califican de arbitraria. Para empezar, s贸lo se puede poner determinado mobiliario, que es el aprobado tras un concurso que los responsables municipales se sacaron de la manga. Pero lo malo del caso es que no permiten que nadie monte las terrazas aunque sea con el material homologado, sino que han de hacerlo las empresas que diga el Ayuntamiento.

LIMITACIONES EN LA CONTRATACI脫N

Un restaurador, que pide el anonimato, explica a Metr贸poli su experiencia con el caso. 鈥淎 trav茅s del gremio, intentamos gestionar todo el proceso, pero los desplantes del Ayuntamiento eran constantes鈥. Los responsables municipales establecieron que s贸lo deb铆a haber 4 modelos de terrazas en la ciudad, dos de hormig贸n y dos de madera, muy similares entre s铆. Hasta ese punto, todo es m谩s o menos normal.

Comensales en bares de terrazas de Barcelona durante la temporada estival / EUROPA PRESS
Comensales en bares de terrazas de Barcelona durante la temporada estival / EUROPA PRESS

鈥淧ero a la hora de montar la terraza, yo contrat茅 un arquitecto que hizo los planos de la terraza y envi茅 la documentaci贸n al Ayuntamiento para pedir el permiso. Todo iba bien. Ten铆a incluso una empresa para montarla, una empresa que adem谩s es muy experta en terrazas y se ha dedicado tradicionalmente a esa labor. Pero poco antes de que el Ayuntamiento diese luz verde, el responsable de la compa帽铆a se puso en contacto conmigo y me dijo que renunciaba a pon茅rmela. "Si te la pongo yo, no te dar谩n permiso. Debes contratar a quien te diga el Ayuntamiento. Y entonces tuve que llamar a una de las empresas que me dijeron鈥, relata el restaurador citado. El consistorio, adem谩s, obliga a que sea un profesional t茅cnico el que tramite la solicitud de instalaci贸n, la supervise y emita luego el certificado final de montaje que debe enviarse el Ayuntamiento.

ENCARECIMIENTO DEL PROYECTO

El ciudadano v铆ctima municipal no ve mal que haya una homologaci贸n de las terrazas, pero s铆 que haya la obligatoriedad de contratar a una determinada empresa para instalar las plataformas. 鈥淵a nos hacen comprar un determinado mobiliario. De acuerdo, pero que dejen que sean profesionales que se dedican a eso los que las instalen. Las empresas fabricantes ya聽han pasado un concurso, pero para la instalaci贸n deber铆amos tener la libertad de instalar por nuestra cuenta ese mobiliario鈥. En un libreto que el Ayuntamiento y el Gremio de restauraci贸n confeccionaron sobre el mobiliario se detalla tambi茅n que 鈥渁unque el restaurador puede escoger libremente, hay que tener en cuenta que la Ordenanza obliga a que las plataformas contiguas sean de un 煤nico modelo鈥 y se recomienda que 鈥渓as terrazas de un mismo tramo de calle opten por el mismo modelo de plataforma鈥. Ese punto, sin embargo, afecta s贸lo a locales ubicados en zonas donde haya una gran concentraci贸n de bares.

Terrazas llenas de gente en Barcelona / XFDC
Terrazas llenas de gente en Barcelona / XFDC

La consecuencia de esta decisi贸n municipal es el encarecimiento de todo el proceso. 鈥淐ada m贸dulo nos cuesta m谩s de 3.500 euros. En cada m贸dulo entra una mesa solamente, por lo que ya de por s铆 es caro. Pero, adem谩s, el 50% del coste de la terraza hab铆a que pagarlo cuando se hizo el pedido, mientras que el 50% restante debe pagarse un mes antes de la instalaci贸n. Total, que cuando la empresa ya se ha embolsado toda la pasta a煤n no nos han puesto la terraza鈥. En otras palabras, por un trozo de madera o de cemento de un metro, aproximadamente, se est谩 pagando unos 3.500 euros, aparte de los impuestos municipales que luego caer谩n por tener ese espacio extra.

PLAN DE SUBVENCIONES

No obstante, el Ayuntamiento tiene en marcha un plan de subvenciones que recorta en algo los gastos generados: las ayudas son de 3.300 euros para terrazas de dos mesas, de 4.000 euros para terrazas de 3 mesas, de 4.900 euros para terrazas de 4 mesas, de 5.900 euros para cinco mesas y de 6.900 euros para seis mesas o m谩s. Esas subvenciones s贸lo pueden servir para sufragar gastos de adquisici贸n de las plataformas, los gastos de tramitaci贸n, gestor铆a u honorarios de t茅cnicos y los relacionados con el suministro, transporte y montaje de la plataforma.

Los problemas no se acaban ah铆. En las terrazas que suelen ocupar la anchura de un coche, se han de instalar barandillas y jardineras, lo que reduce notablemente el espacio. As铆, donde antes cab铆an cuatro mesas, ahora pueden caber tres聽solamente, con el agravante de que al ser menos ancha la plataforma debido a las jardineras, una mesa con cuatro sillas dif铆cilmente cabe en la misma y puede invadir la acera. 鈥淓s decir, que pagamos por cuatro m贸dulos pero nos caben s贸lo tres meses y si ponemos cuatro est谩n muy cerca unas de otras鈥. Es verdad que el espacio que puede absorber de la acera es poco, pero posiblemente otro dise帽o con las jardineras en diferente disposici贸n o incluso sin ellas, podr铆a haber resuelto la situaci贸n m谩s c贸modamente.

OTRO PALO PARA EL COCHE

Las nuevas plataformas, por otro lado, tienen prohibido instalar cortavientos y obligan a que haya jardineras homologadas 鈥渜ue protegen del tr谩fico. Cada plataforma ofrece diferentes opciones de jardinera, que se pueden combinar y personalizar dentro de los l铆mites que establece la Ordenanza. No est谩 permitido instalar jardineras diferentes鈥.

Los instaladores, por su parte, se desentienden de cualquier otro problema. Uno de los interesados en poner terraza, llam贸 a una de las empresas homologadas y le manifest贸 su preocupaci贸n por si la acera era demasiado baja. 鈥淪i tienes problemas con la acera, llama al Ayuntamiento y diles que te la suban. Nosotros s贸lo nos dedicamos a instalar las plataformas y no queremos saber nada m谩s鈥, fue la contestaci贸n que recibi贸. Para mayor abundamiento, los responsables de la compa帽铆a no quisieron ni pasar a reconocer el lugar con anterioridad a la instalaci贸n, sino que se basaron en los planos facilitados por el restaurador al Ayuntamiento a la hora de hacer la petici贸n de terraza.

Fotomontaje del concejal de Emergencia Clim谩tica y Transici贸n Ecol贸gica, Eloi Badia y de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con terrazas de la calle de Enric聽Granados / METR脫POLI
Fotomontaje del exconcejal de Emergencia Clim谩tica y Transici贸n Ecol贸gica, Eloi Badia y de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con terrazas de la calle de Enric聽Granados / METR脫POLI

Las preocupaciones del sector de la restauraci贸n, sin embargo, no hacen mella en el equipo municipal. La formalizaci贸n de muchas terrazas es redondeada con la eliminaci贸n de plazas de aparcamiento de coches -en una ciudad con un gran d茅ficit de plazas- y la creaci贸n de m谩s plazas de moto en la calzada. Normalmente, flanqueando las nuevas plataformas se instalan varias plazas de motos a ambos lados de la misma (en las terrazas denominadas en cord贸n, es decir, las que ocupan un carril que antes se usaba para aparcar. El equipo ecol贸gico municipal no desaprovecha una para arrinconar al coche privado y, consecuentemente, penalizar al ciudadano m谩s vulnerable que no tiene plaza de aparcamiento privada.

Si quieres leer m谩s noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, desc谩rgate nuestra app para iOS y Android.