La discoteca Pachá, en el frente marítimo de Barcelona / MA
La discoteca Pachá, en el frente marítimo de Barcelona / MA

Entidades vecinales claman contra la privatización del frente marítimo

El Estado subastará 26 locales por 68,3 millones, entre ellos el Casino, varias discotecas y el McDonald's

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 08/10/2020 17:30 h.

Grito vecinal contra la que dicen una "privatización" del frente marítimo de Barcelona, desde la Barceloneta hasta el Besòs. Las asociaciones de vecinos de la Barceloneta y la Vila Olímpica han solicitado este martes al Ayuntamiento que se plante e intente detener la subasta -prevista para el 19 de octubre- de 26 locales, situados en primera línea de mar o muy cerca de ella, impulsada por el Gobierno español en terrenos de titularidad estatal.

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Cataluña (CONFAVC) y presidente de la asociación de vecinos de la Vila Olímpica, Jordi Giró, acusa al Ayuntamiento y al Ejecutivo de Pedro Sánchez de llevar a cabo una operación especulativa en terrenos públicos.

EL CASINO, DISCOTECAS Y UN MCDONALDS

Los locales saldrán a la venta por 68,3 millones, pero el valor de mercado es notablemente superior, advierten las asociaciones vecinales. Entre los edificios que se subastan figuran el casino de Barcelona, las discotecas Pachá, Bestial y Catwalk y el restaurante McDonald's que se encuentra encima de la ronda Litoral.  

Giró ha ido más allá en sus críticas y asegura que si la subasta tiene lugar, el frente marítimo de Barcelona se privatizará y las administraciones perderán toda opción de intervenir en este emplazamiento de la ciudad. "Será una venta en toda regla y no sé podrá hacer nada". 

CLAUDICACIÓN

El presidente de la asociación de vecinos de la Barceloneta, Manel Martínez, ha lamentado que dos gobiernos como el de Barcelona y el de España, formados por los mismos partidos (socialistas y comunes), no se hayan entendido para llegar a un acuerdo. La entidad ha dejado entrever que el consistorio barcelonés ha claudicado ante el Gobierno español. 

Además de los 26 locales que se subastarán dentro de dos semanas, queda por resolver la situación de otra veintena larga de establecimientos, entre ellos las discotecas Carpe Diem, Opium y Shoko, el centro comercial que se encuentra debajo de la torre Mapfre y chiringuitos playeros como el de Escribà. Giró cree que a estos locales se les prorrogará el contrato por otros cinco años. 

470.000 METROS CUADRADOS

A raíz de los Juegos Olímpicos, en 1989 el Estado hizo una concesión al Ayuntamiento de los 470.000 metros cuadrados del frente marítimo. La concesión del Estado al consistorio acabó el año pasado y desde entonces, el futuro de la zona y el de los negocios instalados allí estaban pendiente de resolverse. Las concesiones a los locales también databan de la época olímpica. 

Según los vecinos, lo suyo hubiera sido que el Estado y el Ayuntamiento hubieran llegado a un acuerdo para la cesión de estos terrenos a la ciudad, pero no ha sido así y con la subasta ya no habrá marcha atrás para recuperar los espacios. Giró cree que el consistorio tiene todo el derecho a reclamar al Estado por los gastos e inversiones que ha tenido en esta zona de la ciudad durante 30 años. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.