Entrada de la tienda de Zara en el Paseo de Gracia de Barcelona / REUTERS - ALBERT GEA
Entrada de la tienda de Zara en el Paseo de Gracia de Barcelona / REUTERS - ALBERT GEA

Un centenar de empleados se manifiestan por trabajar domingos y festivos

Los afectados denuncian que la medida vaya en contra de la conciliación personal y laboral

Guardar
Periodista

Los trabajadores de las grandes cadenas se han manifestado este viernes en Barcelona para pedir que no se permitan abrir las tiendas los domingos y festivos. Un centenar de empleados han protestado contra esta ampliación del horario, alegando que la medida va en contra de la conciliación personal y laboral.

El nuevo acuerdo fija que desde el pasado domingo, 15 de mayo, y hasta el 15 de septiembre los comercios de zonas turísticas podrán abrir los domingos y festivos de 12:00 horas a 20:00 horas. Los grupos que están en contra de la ampliación horaria han asegurado que es una norma "desastrosa en todos los frentes" porque con ella "pierde el vecindario, el pequeño comercio y los trabajadores".

NUEVAS VACANTES

Lo que podría ser una oportunidad para contratar a más gente, no está resultando ser así. Algunos manifestantes han asegurado que ahora trabajan de lunes a domingo. La plantilla sigue siendo, prácticamente, la misma.

El recorrido de la protesta ha empezado en la tienda Zara de paseo de Gràcia y ha continuado por las calles de Barcelona, sobre todo por aquellas donde se concentran tiendas de grandes cadenas comerciales, no solo de ropa.

Protesta de los trabajadores de H&M el pasado mes de mayo por el cierre de tiendas / METRÓPOLI
Protesta de los trabajadores de H&M el pasado mes de mayo por el cierre de tiendas / METRÓPOLI

GRAN COMERCIO

Según explica la Federació d'Associacions Veïnals de Barcelona (FAVB), "la medida solo beneficia al gran comercio porque las tiendas de menos de 300 metros cuadrados ya podían abrir domingos y festivos".

También critican que "por más que los defensores de la medida argumenten que generará ocupación", los pequeños comercios de barrio no pueden contratar más gente por su precaria situación financiera y creen que los grandes comercios tampoco contratarán más, sino que realizarán reestructuraciones horarias del personal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.