Turistas arrastran sus maletas por las calles de Barcelona / XFDC
Turistas arrastran sus maletas por las calles de Barcelona / XFDC

Competencia alerta de una burbuja hotelera por culpa del PEUAT

El regulador catalán considera que el plan de alojamientos turísticos de Colau dispara el precio de las habitaciones

Guardar
Actualizado: 21/02/2018 12:52 h.

La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) ha alertado este lunes que el Plan Especial Urbanístico de Alojamiento Turístico (PEUAT) aprobado por el Gobierno de Colau a principios de año podría crear una burbuja hotelera en Barcelona. La norma, que limita la apertura de nuevos alojamientos turísticos (desde hoteles hasta pisos) en la ciudad, es demasiado “restrictiva” y provoca un aumento artificial de los precios de las habitaciones. Sobre todo en un contexto como el barcelonés, “donde la demanda también evoluciona de forma positiva”.  

No es la primera vez que la ACCO advierte de los posibles efectos secundarios de la regulación del sector turístico que lleva a cabo el consistorio. Ya dijo lo mismo cuando se aprobó la moratoria hotelera en julio de 2015 que suspendía el otorgamiento de nuevas licencias para alojamientos turísticos y también cuando el PEUAT pasó el primer trámite legislativo en marzo de 2016. Sin embargo, esta vez cuenta con el apoyo de dos informes de consultoras especializadas en el sector hotelero que han constatado “ratios de crecimiento desconocidos en la ciudad”.

HABITACIONES MÁS CARAS

Un informe de Brick Consulting asegura que entre julio de 2015 y junio de 2016 (el primer año de aplicación de la moratoria) la ocupación media se incrementó un 2% y el precio medio de una habitación creció un 9%. Este crecimiento en un plazo de tiempo tan corto solo explicaría, según la consultora, en un contexto en el que la demanda crece de forma sostenida y la oferta se mantiene invariable por causas externas al sector. Otro estudio de STR-Magma HC estima que en 2016 los precios subieron un 8% hasta situarse en 138,9 euros, mientras que en el primer trimestre de 2017 lo habrían hecho en un 6,7%.

Otro de los efectos secundarios del plan Colau podría ser “una revalorización del precio de las licencias que endurecerá, todavía más, la barrera de entrada” impuesta por la normativa y pone como ejemplo el sector del taxi, donde las licencias ya cotizan a más de 150.000 euros. Aún así, la propia ACCO reconoce que los efectos reales del PEUAT no se dejarán ver hasta dentro de uno o dos años, “según los expertos, a partir del año 2018 o 2019, ya que la apertura de un establecimiento de alojamiento turístico de tipo hotelero, por ejemplo, es un proyecto a 2-3 años vista”, por lo que hasta que no se pongan en marcha todas las licencias que ya estaban pedidas antes de la moratoria no se podrá evaluar el impacto real de las medidas.

BAJÓN DE LA CALIDAD

Competencia también considera que la imposibilidad casi total de abrir nuevos alojamientos turísticos, sobre todo en las zonas más masificadas, podría desembocar “en una falta de incentivos para competir, así como de estímulos para mantener y aumentar la calidad de los servicios”. Esta bajada de la calidad tendría una segunda consecuencia, según la ACCO, que sería el aumento de la demanda de los apartamentos y pisos turísticos ilegales por la creciente insatisfacción de los turistas y viajeros.

En este caso, la ACCO solo ha valorado el impacto del PEUAT y no tiene en cuenta la campaña que lleva a cabo el Ayuntamiento de Barcelona contra los alojamientos turísticos ilegales, que en los últimos dos años ha puesto en el punto de mira a portales como Airbnb, Homeaway o Booking para que retiren los anuncios que publicitan pisos sin licencia. De hecho, la patronal de apartamentos turísticos APARTUR aseguró en mayo que Barcelona había logrado sacar del mercado alrededor de 1.000 pisos turísticos ilegales, prácticamente el 20% de los que había hace un año. A pesar de ello, los alojamientos ilegales siguen representando el 30% de la oferta global de apartamentos.

EL AYUNTAMIENTO NI SE INMUTA

Fuentes municipales han explicado a Metrópoli Abierta que el informe de la ACCO no cambia un ápice sus planes y que el consistorio mantiene su confianza en un plan que debe “ordenar el modelo turístico de Barcelona y gestionar su impacto sobre los barrios de la ciudad”. Tanto es así que este mismo lunes ha presentado un manual operativo para aplicar el plan. Aunque el pronunciamiento de Competencia no tiene efectos inmediatos sobre el PEUAT, el plan está en los tribunales a la espera de que se resuelva el contencioso-administrativo interpuesto por el Gremio de Hoteles y el centenar de recursos presentados por hoteleros a título individual.

El PEUAT divide Barcelona en cuatro zonas según la presencia de alojamientos turísticos y pone una serie de requisitos en función de si es un área masificada o no.

Mapa PEUAT

Zona Específica 1 (Rojo) – No se permiten nuevas implantaciones ni tampoco la ampliación de las plazas de los establecimientos existentes y se apuesta por un decrecimiento de la oferta. Esto incluye Ciutat Vella, Antiga Esquerra y Dreta del Eixample, parte de Sant Antoni, Poble Sec, Vila de Gràcia, Hostafrancs, Vila Olímpica y Poblenou.

Zona Específica 2 (Amarillo) – La entrada de nuevos operadores está condicionada a la baja de algún establecimiento ya existente y obliga a mantener el número de plazas. Afecta a Nova Esquerra del Eixample, parte de Sant Antoni, Sagrada Família, Fort Pienc, Font de la Guatlla, Sants, Les Corts, Sant Gervasi-Galvany, parte del Putxet y el Farró y de Vallcarca, La Salut, Camp d'En Grassot y Gràcia Nova, el Baix Guinardó, el Parc y la Llacuna de Poblenou y Diagonal Mar y el Front Marítim del Poble Nou.

Zona Específica 3 (Verde) – Permite la entrada de nuevos establecimientos y la ampliación de los existentes siempre que no se supere la densidad máxima de plazas fijada por el PEUAT. Afecta a la periferia de Barcelona e incluye parte de Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Gràcia, Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí.

Zona Específica 4 (Azul) – Son áreas de transformación que tendrán una regulación específica para cada una y se limita el número máximo de plazas. Estas áreas son La Marina del Prat Vermell, La Sagrera y la parte norte del 22@.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.