Árbol talado en L'Hospitalet / L'HOSPITALET VERD
Árbol talado en L'Hospitalet / L'HOSPITALET VERD

Vecinos de L'Hospitalet rechazan la tala de árboles en uno de los distritos más densos de Europa

Los residentes impugnan la supresión del arbolado en una vía que también es camino escolar

Guardar
Periodista

La vegetación en la vía pública de las ciudades resulta clave para reducir los niveles de contaminación a la que sus vecinos están expuestos. Por ello, resulta fundamental el cuidado de parques y jardines, así como la presencia de arbolado con el mantenimiento adecuado.

L'Hospitalet de Llobregat es uno de los municipios barceloneses que más necesita de esta infraestructura y, en especial, barrios como Collblanc y la Torrassa, que forman parte de uno de los distritos más densos de Europa con más de 56.000 habitantes por kilómetro cuadrado.

Pese a ello, la reforma de una calle principal que atraviesa los dos barrios y funciona como camino escolar suprimirá los árboles actuales, una acción que cuenta con un absoluto rechazo vecinal.

ÁRBOLES CON ANTIGÜEDAD Y FUNCIONALIDAD

Desde la plataforma Defensem el Castell de Bellvís lamentan esta tala de árboles en un contexto de emergencia climática, y recuerdan que supondrá un perjuicio para la salud de los vecinos. "Cortan todos los árboles de golpe en una de las pocas calles en las que tienen una cierta antigüedad y funcionalidad", destacan sobre la tala en la calle del Doctor Martí i Julià, que atraviesa los barrios de Collblanc y la Torrassa.

El colectivo recuerda que en Collblanc-La Torrassa hay "tres árboles por cada 100 habitantes", una cifra que tachan de "ridícula". Además, inciden en que el plan para el arbolado del Ayuntamiento tiene prevista la tala de unos 6.000 árboles entre las actuaciones en aceras inferiores y superiores a los 2,5 metros de ancho.

Árboles en la calle del Doctor Martí i Julià / AJ L'HOSPITALET
Árboles en la calle del Doctor Martí i Julià / AJ L'HOSPITALET

"Nos estamos quedando sin árboles, y los pocos que ponen no son los adecuados", sentencian desde el grupo del municipio metropolitano.

CAMINO ESCOLAR

La Coordinadora de AMPAs Endavant Collblanc-La Torrassa también rechaza la eliminación de árboles. El colectivo, que agrupa 11 AMPAs y AFAs de la zona, asegura que la calle del Doctor Martí i Julià es el "camino escolar de seis colegios", así como que también es una vía frecuentada para acudir a la "biblioteca", al "casal" para mayores de Collblanc, al "mercado" y a la estación de metro.

Por todo ello, solicitan al consistorio de L'Hospitalet que opte por "otra alternativa a la tala de estos árboles", que "proporcionan unos beneficios enormes" a todo el vecindario y a quienes transitan esta calle de forma habitual.

El colectivo remarca que esta vía es el "único camino con arbolado en condiciones", y recuerda que en 2019 ya manifestó su oposición a la tala de árboles.

"INSUFICIENCIA PROGRAMADA"

La plataforma L'Hospitalet Verd, también crítica con la tala, elaboró en 2020 un documento bajo el título Insuficiencia programada en el que mostraba la falta de arbolado y zonas verdes en la ciudad. Entre los datos que se recogen, en colectivo destacó que el municipio cuenta con una media de seis árboles por cada 100 habitantes, y que la presencia de vegetación en los centros educativos resulta escasa.

Además, el documento incide en que "más de 63.000 metros cuadrados considerados zona verde en el Pla Director del Verd Urbà son rotondas", así como que en "25 espacios considerados verdes que suman 20.000 metros cuadrados" no hay "ni un árbol".

Alcorque con cemento en la calle del Doctor Martí i Julià / L'HOSPITALET VERD
Alcorque con cemento en la calle del Doctor Martí i Julià / L'HOSPITALET VERD

El estudio también refleja un descenso de las zonas verdes en el municipio durante los últimos años, con una pérdida de 1,5 metros cuadrados por habitante entre 2014 y 2019.

REMODELACIÓN

Desde el Ayuntamiento de L'Hospitalet apuntan que la tala de árboles responde al proyecto de remodelación de la calle del Doctor Martí i Julià para mejorar su "accesibilidad y calidad ambiental".

Las obras, que tendrán un coste de 1,19 millones de euros y una duración aproximada de 10 meses, ampliarán el ancho de las aceras hasta los "3,2 metros" e incluirán la renovación del mobiliario urbano.

Los árboles actuales serán sustituidos por "nuevas especies mejor adaptadas al entorno urbano", manteniendo "la misma cifra de ejemplares existentes a día de hoy".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.