Mossos d'Esquadra en la casa okupa Tres Lliris / CEDIDA
Mossos d'Esquadra en la casa okupa Tres Lliris / CEDIDA

Colau alimenta a los okupas del casal Tres Lliris con 40.000 euros

El Ayuntamiento destina esta partida a trabajos de reparaci贸n en el local

Guardar
Periodista
Actualizado: 01/12/2022 11:52 h.

El idilio del Ayuntamiento de Barcelona con el casal okupa Tres Lliris contin煤a vigente. Esta pesadilla vecinal que llev贸 al concejal de Emergencia Clim谩tica y de Gr脿cia, Eloi Badia, ante el juez, sigue alimentada desde el consistorio barcelon茅s y su defensa ac茅rrima hacia los ocupantes del聽espacio.

Adem谩s de no ejecutar un desalojo definitivo de esta antigua comisar铆a de聽la聽Polic铆a Nacional, el gobierno municipal liderado por Ada Colau invierte en mejoras para facilitar la continuidad de este local y su actividad.

En consonancia con la benevolencia municipal con los okupas, el ejecutivo local ha autorizado una partida que se destinar谩 a llevar a cabo trabajos de reparaci贸n en este conflictivo espacio.

40.000 EUROS

El gobierno municipal ha adjudicado聽40.861,41 euros a obras de reparaci贸n del local ubicado en los n煤meros 19-25 de la calle de Nil Fabra, perteneciente al casal Tres Lliris, seg煤n consta en el documento municipal que se puede ver en esta informaci贸n.

Okupas ante el autodenominado Casal Popular Tres Lliris de Gracia, en Barcelona / CEDIDA
Okupas ante el autodenominado Casal Popular Tres Lliris de Gracia, en Barcelona / CEDIDA

Los trabajos se adjudicaron el pasado mes de octubre a la empresa Creprojects Soluciones y Proyectos Integrales, especializada en trabajos de interiorismo, reforma y construcci贸n.

Fuentes municipales apuntan que la partida corresponde a obras de adecuaci贸n del local para mejorar las condiciones del espacio y sus caracter铆sticas ac煤sticas. Tambi茅n recuerdan que el convenio de cesi贸n vigente indica que se debe respetar el descanso de los vecinos del entorno.

Partida adjudicada para el casal okupa Tres Lliris / AJ BCN
Partida adjudicada para el casal okupa Tres Lliris / AJ BCN

DE COMISAR脥A A LOCAL OKUPA

La okupaci贸n聽de este local se remonta a noviembre de聽2015聽y se bautiz贸 el espacio como Casal Popular Tres Lliris. El inmuble permaneci贸 vac铆o durante poco m谩s de dos a帽os, desde el cierre de la comisar铆a de Polic铆a Nacional en 2013.

La nueva casa okupa de Gr脿cia se vincul贸 estrechamente a Arran, las juventudes de la CUP, una situaci贸n que no ha variado. El local tambi茅n es la sede de otros grupos antisistema, donde desarrollan sus actividades con total libertad.

La permisividad del gobierno de Colau con los okupas fue m谩s all谩 en聽2017. El Ayuntamiento acord贸 con la Associaci贸 de Joves de Gr脿cia la cesi贸n del local聽durante cuatro a帽os, lo que supon铆a una finalizaci贸n del acuerdo en septiembre del a帽o pasado. El pacto reuni贸 una serie de condiciones para garantizar que esta formalizaci贸n se tradujera en un "retorno social" para el barrio. Lejos de cumplir con esta finalidad, el espacio se ha convertido en una pesadilla para los residentes.

Fiesta en el casal okupa Tres Lliris / CEDIDA
Fiesta en el casal okupa Tres Lliris / CEDIDA

PESADILLA VECINAL

El pacto entre el consistorio y los vecinos se ha convertido en una tortura para 茅stos que llega hasta el d铆a de hoy. Esta cesi贸n dio barra libre a todo tipo de fiestas y celebraciones con actitudes inc铆vicas que se tradujeron en niveles de ruido insufribles, adem谩s de potenciar el consumo de alcohol en el espacio p煤blico.

La llegada del coronavirus tampoco alter贸 la situaci贸n. Los okupas burlaron las restricciones por la pandemia y continuaron realizando actos contrarios a cualquier medida sanitaria impuesta para contener el virus.

A todo ello se suma que los ocupantesno hayan solicitado la licencia de actividad para legalizar su situaci贸n, uno de los requisitos que contempl贸 el pacto con el consistorio para materializar la cesi贸n.

DENUNCIA

La constante situaci贸n a la que estaba expuesto el vecindario provoc贸 su hartazgo, que se canaliz贸 en quejas vecinales que fueron deso铆das por el gobierno municipal. Un grupo de cinco residentes fueron m谩s all谩 e interpusieron una denuncia contra el Ayuntamiento, en la que se帽alaban la "pasividad" del ejecutivo local ante las protestas, que fue archivada por la Fiscal铆a Provincial聽de Barcelona.

Pese a ello, el escenario judicial cambi贸. El convenio con los okupas se renov贸 obviando la orden de cese de actividad existente y los okupas no abonaron la simb贸lica聽cuant铆a acordada a modo de arrendamiento. La gesti贸n por parte del distrito de Gr脿cia, presidido por Eloi Badia, llev贸 al regidor de los comunes ante el juez por presuntos delitos de malversaci贸n y prevaricaci贸n.

Durante su comparecencia, el edil imputado afirm贸 que "la cesi贸n de uso es un modelo habitual en la ciudad", mientras que en sus redes sociales abog贸 por la armon铆a聽entre vecinos聽y okupas:聽"No solamente pueden convivir, sino tambi茅n enriquecerse mutuamente desde el respeto y la confianza entre vecinos de un mismo barrio", asegur贸.

Fiesta en el local okupa / CEDIDA
Fiesta en el local okupa / CEDIDA

FALSO DESALOJO

La presi贸n judicial llev贸 al Ayuntamiento, en un primer momento, a anunciar el desalojo definitivo del local por incumplimiento de las condiciones pactadas en 2017. Finalmente, el desalojo no se ha producido. La 煤nica intervenci贸n realizada por la polic铆a catalana en este sentido se dio a principios de聽2021, cuando los antidisturbios desalojaron a 60 personas en un momento en el que las medidas sanitarias prohib铆an reuniones de m谩s de seis personas.

A d铆a de hoy, los okupas contin煤an su actividad habitual en este local gracias a la permisividad municipal, despu茅s de que el consistorio renovara al cesi贸n de uso聽hasta 2026.

Si quieres leer m谩s noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, desc谩rgate nuestra app para iOS y Android.