El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni / EUROPA PRESS
El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni / EUROPA PRESS

Collboni se despega de los comunes con el aplauso del tejido econ贸mico y comercial

Las primeras actuaciones del alcalde de Barcelona, bendecidas por hoteleros, patronales o comerciantes, complican un posible gobierno de coalici贸n con el partido de Colau

Guardar
Manel Manch贸n
Periodista
Actualizado: 18/09/2023 09:16 h.

La ret贸rica de las fuerzas de progreso, de un gobierno 鈥榩rogresista鈥 podr铆a desvanecerse por completo. El propio significado de lo que ello implica est谩 en juego. El alcalde de Barcelona, el socialista Jaume Collboni, reflexiona sobre ello con una posible consecuencia: la imposibilidad de una coalici贸n de gobierno con los comunes de 鈥攖odav铆a鈥 Ada Colau.

驴Es progresista implementar una calle peatonal a toda prisa sin modificar el Plan General Metropolitano, como ha ocurrido con la superilla de Consell de Cent? Jaume Collboni ha tomado nota de ello, tras la sentencia de la juez, y, en paralelo, ha adoptado medidas como el Plan Endre莽a, o la apuesta por recuperar edificios hist贸ricos o singulares que puedan readaptarse como hoteles en el centro de la ciudad, lejos del 鈥榥o鈥 a m谩s establecimientos hoteleros, como defend铆a Ada Colau en el anterior mandato. Y este lunes se re煤ne con el jefe del Estado, el rey Felipe VI, un anatema para Ada Colau, que lo hab铆a evitado una y otra vez, alineada con el independentismo.

El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, y la primera teniente de alcalde, Laia Bonet / EUROPA PRESS
El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, y la primera teniente de alcalde, Laia Bonet / EUROPA PRESS

El n煤cleo de gobierno de Jaume Collboni, con Laia Bonet como primera teniente de alcalde, y Jordi Valls, como responsable de toda el 谩rea econ贸mica del Ayuntamiento, han constatado que el Ayuntamiento de Barcelona puede iniciar una nueva etapa en la que prevalezca el 鈥渄i谩logo y la colaboraci贸n鈥 con los sectores econ贸micos y comerciales de la ciudad. Y 茅stos han aplaudido, en p煤blico y en privado, ese cambio desde el consistorio. Eso, y en la actual coyuntura, --la investidura pendiente de Pedro S谩nchez en el Congreso-- crea una disyuntiva en el alcalde Collboni, seg煤n las fuentes consultadas: la imposibilidad de tener como socio de gobierno a los comunes, lo que implicar铆a que el 煤nico apoyo posible, para sumar amplias mayor铆as, ser铆a Esquerra Republicana, con Junts per Catalunya, que gan贸 las elecciones, liderando una fuerte oposici贸n.

La soluci贸n, por ahora, y que puede alargarse en el tiempo, es la gobernabilidad en solitario. Jaume Collboni quiere marcar el nuevo mandato municipal con pol铆ticas que se vean claramente diferentes a las de Ada Colau. Y para ello necesita 鈥渦n tiempo prudencial鈥 sin buscar socios de gobierno. 驴Puede hacerlo sin que se paralice el consistorio? 鈥淧uede seguir un tiempo, unos meses, incluso despu茅s de aprobar los presupuestos鈥, se帽ala una fuente conocedora de las relaciones de Collboni con los diferentes sectores econ贸micos de la ciudad.

PRIMEROS FRUTOS

Los comunes han comenzado a entender la nueva situaci贸n, aunque no se resignan. La mano derecha de Colau, Jordi Mart铆 鈥揺x socialista鈥攑resiona a Collboni para que decida su socio de gobierno. Los comunes muestran su inquietud. Querr铆an formar parte, lo antes posible, de un equipo de gobierno, con 谩reas concretas de responsabilidad para marcar, desde la implementaci贸n de pol铆ticas sectoriales, su particular relato de ciudad. Y es, precisamente, lo que no quiere Collboni de ninguna manera.

Tanto Foment del Treball, como Barcelona Oberta 鈥搇a entidad que agrupa los ejes comerciales tur铆sticos de la ciudad--, como el Gremio de Hotelero han verbalizado de forma p煤blica que Jaume Collboni ha comenzado a reorientar Barcelona. El director general de los hoteleros, Manel Casals, ha se帽alado esta semana que el Plan Endre莽a ha dado sus primeros frutos: 鈥淣os dicen los responsables de hotel que la ciudad est谩 m谩s limpia, que las pintadas en edificios, cuando aparecen, se borran con celeridad, y la impresi贸n es que est谩 todo m谩s ordenado鈥.

Quedan muchas demandas de este tejido econ贸mico, y se pondr谩n sobre la mesa a medida que avance el mandato. El mundo de la restauraci贸n tiene pendiente el conflicto sobre las terrazas, que el gobierno municipal de Colau gestion贸 con grandes contradicciones, con la voluntad de revertir, de forma dr谩stica, los cambios que se hab铆an permitido con la pandemia del Covid. Pero en el inicio de su mandato, con ya unos pocos meses de gesti贸n, lo que se respira es un 鈥済ran alivio鈥. Se aplaude a Collboni, con la esperanza de que no vuelva sobre sus pasos y haya una regresi贸n si acuerda un gobierno de igual a igual con los comunes.

Trias tras su victoria electoral / EUROPA PRESS
Trias tras su victoria electoral / EUROPA PRESS

En el otro lado est谩 el grupo municipal de Junts per Catalunya, que lidera 鈥損or ahora鈥擷avier Trias. El veterano pol铆tico ex convergente ha se帽alado que est谩 dispuesto a gobernar con Collboni, aunque, primero, llegar谩 la negociaci贸n de los presupuestos de 2024. Esa aproximaci贸n se podr铆a concretar en un gobierno de coalici贸n, pero, por ahora, lo que est谩 claro, seg煤n todas las fuentes consultadas, es que Collboni se lo ha tomado con calma. 鈥淒eber铆a seguir todo el tiempo que pueda, sin nervios, y ver qu茅 puede y que no puede aprobar. Pero no asumir el riesgo de que todo vuelva a ser como antes, aunque 茅l sea el alcalde鈥.

La consigna es, por tanto, que Collboni no se deje arrastrar por los comunes. La cuesti贸n es que Collboni es el primero que ha tomado conciencia de ello. El mensaje lo transmiti贸 Laia Bonet: 鈥淣o estaremos por el urbanismo de confrontaci贸n, el no di谩logo lleva a la judicializaci贸n, como ha ocurrido con la superilla de Consell de Cent鈥.

Si quieres leer m谩s noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, desc谩rgate nuestra app para iOS y Android.