Corte de la Superilla de l'Eixample / Luis Miguel Añón - Metrópoli
Corte de la Superilla de l'Eixample / Luis Miguel Añón - Metrópoli

Estos son los cortes en Consell de Cent por las obras de la superilla del Eixample

La circulación de los coches en varias calles barcelonesas se verá muy restringida a partir de este viernes

Guardar
Periodista
Actualizado: 18/11/2022 11:30 h.

Cortadas varias calles por las obras de la superilla de l'Eixample. A las 9:30 horas de este viernes se ha restringido el acceso a los vehículos a las zonas en las que se están llevando a cabo las obras de peatonalización en el distrito barcelonés. Tras su inicio, los vehículos sufrirán severas restricciones en la circulación por las calles de Consell de Cent, Girona, Rocafort y Comte Borrell.

Los coches que circulen por estas calles serán desviados en cada esquina, impidiéndose su paso a los siguientes tramos en estas cuatro calles, entre las que se encuentra una de las principales arterias de la capital catalana. El Ayuntamiento ha instalado señalizaciones a lo largo de las zonas afectadas.

Señalización del corte de tráfico en las obras de la superilla del Eixample / Luis Miguel Añón - Metropoli
Señalización del corte de tráfico en las obras de la superilla del Eixample / Luis Miguel Añón - Metropoli

Según ha anunciado el Ayuntamiento de Barcelona, las mejores alternativas para evitar estos giros será pasar por la calle de València y la Gran Via ya que tienen margen para absorber el tráfico que expulsará la superilla. 

Además, se prevé también la constitución de nuevos giros obligatorios, que pasan por de la calles de València, Aragó y Diputació y la Gran Via, entre otras. Al término de las obras, se habilitará un nuevo giro permitido en la esquina entre las calles de Consell de Cent y Enric Granados.

Un informador del Ayuntamiento, en el corte de la superilla / Luis Miguel Añón - Metrópoli
Un informador del Ayuntamiento, en el corte de la superilla / Luis Miguel Añón - Metrópoli

El consistorio ha explicado que la prioridad de las calles pasarán a tenerla los peatones y los vehículos de servicios. Sin embargo, sí se permitirá el acceso en coche a cualquier punto de los ejes para entrar en los aparcamientos y vados, así como para realizar labores de carga y descarga. 

Un operario trabajando en las obras de la superilla del Eixample / Luis Miguel Añón - Metrópoli
Un operario trabajando en las obras de la superilla del Eixample / Luis Miguel Añón - Metrópoli

El Ayuntamiento ha recomendado, no obstante, planificar con antelación las rutas a seguir para evitar retrasos ocasionados por el desvío del tráfico y la nueva planificación de la circulación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.