Paco Sierra, concejal de Ciutadans / METRÓPOLI
Paco Sierra, concejal de Ciutadans / METRÓPOLI

Paco Sierra denuncia "tics autoritarios" en Ciutadans

El edil se ha enfrentado con Guilarte y la dirección del partido para ser el nuevo presidente en el Ayuntamiento de Barcelona

Guardar
Jordi Subirana
Periodista de Metrópoli Abierta
Actualizado: 20/10/2022 21:02 h.

Paco Sierra, el concejal de Ciutadans que ha echado a Mariluz Guilarte como presidenta del grupo municipal del Ayuntamiento, ha dicho este jueves que en el partido naranja hay "tics autoritarios". Tampoco tiene intención de dejar la formación. La dirección del partido ha mostrado su apoyo a Guilarte y ha abierto un expediente a Sierra para expulsarlo.

En un comunicado del grupo municipal, éste dice que Sierra "ha registrado un escrito en el consistorio con el que pretende autoproclamarse presidente y cambiar así la configuración del grupo". Esta operación, que Sierra ha hecho con la tercera edil del partido, Noemí Martín, se ha hecho a espaldas de la dirección y del presidente en Catalunya, Carlos Carrizosa, que han mostrado su apoyo a Guilarte, que de momento es la alcaldable para las elecciones de 2023.

SITUACIÓN SURREALISTA

Ahora, la situación que se vive en el partido naranja es surrealista. Sierra es el nuevo presidente -porque la decisión se toma en sede municipal y cuenta con dos avales de los tres regidores que son-, pero tiene a Guilarte y a Carrizosa en contra. Y a partir de ahí puede pasar cualquier cosa, hasta que el grupo muncipal de Ciutadans se acabe dividiendo, que uno o varios ediles pasen a ser no adscritos o que alguna persona acabe dejando el Ayuntamiento.

En declaraciones recogidas por betevé, Sierra ha explicado que la semana pasada se reunieron los tres regidores y tanto él como Martín pidieron a Guilarte la destitución del coordinador del grupo municipal, Josep Maria González, porque en su opinión ejercía una influencia sobre ella. Fuentes municipales han confirmado que González ha sido cesado. Ahora está por ver si se reincorpora de nuevo al Ayuntamiento.

Mariluz Guilarte y Carlos Carrizosa, en la sede Ciutadans / JORDI SUBIRANA - METRÓPOLI
Mariluz Guilarte y Carlos Carrizosa, en la sede Ciutadans / JORDI SUBIRANA - METRÓPOLI

Sierra ha dicho que no está en contra de Guilarte y que está dispuesta a restituirla como presidenta si el grupo "funciona de forma democrática".

SIERRA NIEGA QUE SE HAYA INTENTADO IR A OTRO PARTIDO

La dirección de Ciutadans ha acusado a Sierra de querer "integrarse en las listas electorales de otras formaciones de cara a los próximos comicios municipales de 2023", algo que él niega. "No he pretendido dejar Ciutadans ni he estado en otras listas". Sierra milita en el partido naranja desde 2010.

Esta enésima crisis en Ciutadans, con el partido en caída libre en toda España, deja a la formación municipal tocada de muerte. Las encuestas no garantizan a Ciutadans representación el próximo mandato, y este conflicto tendrá unas consecuencias que difícilmente Ciutadans remontará.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.