Jaume Roures, propietario de Mediapro / EFE
Jaume Roures, propietario de Mediapro / EFE

Roures cobrará 1,2 millones para modernizar las redes del Ayuntamiento de Barcelona

Mediapro Cloud se encargará de traspasar los datos de los ciudadanos de un centro de datos privado a uno público ubicado en Via Favència

Guardar
Periodista

La compañía Mediapro Cloud ha sido contratada el pasado viernes 26 de noviembre por el Ayuntamiento de Barcelona​ para implantar un nuevo modelo de gestión de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) en el consistorio barcelonés. El contrato, que ascenderá a 1.177.060 euros, durará 3 años, aunque contempla una posible prórroga de dos años más. En ese caso, el presupuesto total reservado por el Ayuntamiento asciende a 3,2 millones de euros. Este nuevo modelo “separa los servicios TIC en servicios profesionales de infraestructuras y servicios profesionales asociados a la gestión de productos o plataformas de software”. Son, en definitiva, las aplicaciones y programas que el Ayuntamiento hace servir para poder funcionar y ofrecer servicios a los ciudadanos.

Mediapro Cloud es una firma que pertenece al grupo del mismo nombre, cuyo cabeza visible es el empresario Jaume Roures. La sociedad ha ido pasando de mano en mano desde su constitución, pero siempre conservando el control del magnate catalán. Mediapro Cloud SL fue creada el 9 de mayo de 2016 con el objeto social de ofrecer “la definición, desarrollo, diseño, construcción, operación, gestión, explotación y suministro asociado a la prestación de servicios de telecomunicaciones y tecnologías de la información, incluidas las de fibra óptica”.  Su socio único entonces era Mediapro Producció SL y el administrador único, Enef Holding SL, una empresa que posteriormente pasaría a llamarse Imagina Media Servicios de Producción Audiovisual SL.

CAMBIO (APARENTE) DE SOCIO

En septiembre de 2017, el socio único pasa a ser Mediaproducción SL, sociedad unipersonal, que pasa a convertirse también en la administradora. Como representante del nuevo socio único figuraba Tatxo Benet, socio de Roures en el grupo. En marzo de 2021, cambia de nuevo el socio único y éste pasa a ser Imagina Media Audiovisual, aunque continúan como administradores solidarios la sociedad Mediaproducción y el propio Jaume Roures. Tanto cambio de manos, en realidad, no implica cambio de dueños, ya que su propiedad siempre se ha mantenido dentro de las empresas del grupo Mediapro y el control lo han mantenido los propietarios de éste.

Mediapro Cloud es una compañía que tiene declaradas unas ventas de 17.780.966 euros en el último ejercicio presentado en el registro mercantil, relativo al año 2019 (el último depósito de cuentas fue presentado en enero de 2021), con 60 trabajadores en plantilla. Su sede está en el edificio Imagina del Poblenou, donde se encuentra el cuartel general del emporio de Roures. Para hacerse con el contrato para la implantación del nuevo modelo de gestión de las redes, tuvo que lidiar con gigantes de la informática, como Inetum España, Accenture, Ibermática y DXC Technology Spain. En un principio, la oferta de Mediapro despertó recelos entre los técnicos municipales, al ser considerada una oferta anormalmente baja, pero en una reunión extraordinaria de la mesa de contratación celebrada el pasado 14 de octubre, se decidió dar la oferta por válida. Y fue precisamente la puntuación obtenida por la baja oferta económica por lo que, al final, se llevó el contrato, al sumar más puntos que sus rivales.

Trabajadores de Mediapro Cloud / MEDIAPRO
Trabajadores de Mediapro Cloud / MEDIAPRO

MIGRAR DATOS A UN CENTRO MUNICIPAL

La contratación de esta compañía tiene una razón de ser: los sistemas de información del Ayuntamiento de Barcelona están alojados en dos centros de protección de datos: uno está en Via Favència y es propiedad municipal. El otro está en el CDP @22, propiedad de Mediacloud, gestionado por T-Systems. Mediapro debe gestionar la migración de los servicios que se prestan en este último al de Via Favència. La empresa de Roures debe colaborar con T-Systems (que ha suministrado infraestructuras al Ayuntamiento) para “la puesta en marcha de los servicios SAP en las nuevas infraestructuras”. También debe “monitorizar todos los servicios TIC SAP [sistemas, aplicaciones y productos para el procesamiento de datos], proponer arquitecturas y diseños de soluciones, diagnosticar problemas, realizar la migración de datos, etc”.

Esta contratación se sitúa dentro de la estrategia del Instituto Municipal de Informática (IMI) de implantar un nuevo modelo de gestión de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) en el consistorio. Mediapro se encargará tanto de suministrar hardware (aparatos para almacenamiento y comunicaciones, copia de documentos y provisión e instalación de soluciones de recuperación de datos en caso de desastres) como software (implementar soluciones de programas y sistemas operativos, instalar y monitorizar el software de base y proporcionar servicios diversos).

MODERNIZAR LAS REDES PÚBLICAS

Se trata, en otras palabras, de modernizar las redes informáticas municipales a través del suministro de soluciones TIC (tecnologías de información y comunicación) para desarrollar los productos SAP (sistemas, aplicaciones y productos para el procesamiento de datos). Según un informe interno del consistorio, el Instituto Municipal de Informática no tiene suficientes recursos técnicos ni personales para realizar esta labor. “La estrategia del IMI -señala el citado informe- es dedicar los recursos humanos, siempre limitados, dado el ritmo vertiginoso de transformación digital, a tareas de mayor valor añadido que las licitadas, como plantear arquitecturas de sistemas y soluciones, la gobernanza y la gestión. Por este motivo, las tareas de ejecución, administración y técnica de sistemas se resuelven mediante la contratación externa”.

Paralelamente, la empresa SBS Seidor se hizo ese mismo día con otro contrato por 215.567 euros para suministrar licencias de software Adobe en modalidad VIP Enterprise (son los programas para tratar documentos en pdf). En total, hay 13 productos de Adobe que utiliza el consistorio, de los que 634 son licencias Acrobat Pro DC for Enterprise; 60 son de Photoshop CC for Enterprise y 44, del programa Creative Cloud for Enterprise All Apps plan. “En estos momentos, el IMI ya dispone de un contrato de suscripción de estos productos, que es preciso renovar y ofrecer así sus servicios a la ciudadanía de manera eficiente y legal. Estos servicios ofrecidos por el IMI al Ayuntamiento de Barcelona a nivel corporativo son de gran importancia para la corporación municipal”, dice un informe del propio IMI.

El contrato de uso de los actuales programas Adobe termina el 31 de diciembre próximo, por lo que la licencia de las nuevas aplicaciones empezaría el 1 de enero de 2022 y finalizaría el 31 de diciembre del mismo año. “El interés público de este contrato reside en la necesidad de garantizar el correcto funcionamiento de todos estos sistemas, ya que son del todo necesarios”, señala el informe aludido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.