Los terroristas de La Rambla durante el juicio en la Audiencia Nacional / EFE
Los terroristas de La Rambla durante el juicio en la Audiencia Nacional / EFE

Condenados a penas de hasta 53 años los terroristas de La Rambla

En los ataques de agosto de 2017 murieron 16 personas

Guardar
Periodista
Actualizado: 27/05/2021 16:58 h.

La Audiencia Nacional ha condenado a penas de 53, 46 y ocho años de prisión a los tres miembros de la célula yihadista que cometió los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017. En los ataques murieron 16 personas y otras 140 resultaron heridas.

Los magistrados de la Sección Tercera han impuesto la pena más alta, de 53 años y seis meses de cárcel, a Mohamed Houli Chemlal, herido en la explosión de Alcanar, y otra de 46 años a Driss Oukabir, que alquiló la furgoneta del atropello en La Rambla, por delitos de pertenencia a organización terrorista; tenencia, dipósito y fabricación de sustancias o artefactos explotivos e inflamables de carácter terrorista; y estragos en tentativa de carácter terrorista con 29 delitos de lesiones por imprudencia grave.

Para el último de los acusados, Said Ben Iazza, que prestó su documentación y una furgoneta para comprar y transportar los explosivos, el tribunal impone una condena de ocho años de prisión por colaboración con organización terrorista, así como la inhabilitación absoluta. Además, tiene prohibido acercarse a Alcanar durante cinco años cuando haya cumplido la pena de cárcel.

INDEMNIZACIONES A LAS VÍCTIMAS

El tribunal los condena también a indemnizar con 376.426,41 euros a sus víctimas por los daños, lesiones y secuelas sufridos. Houli y Oukabir deberán indemnizar a 31 personas, incluidos 13 agentes de los Mossos d'Esquadra, con 355.220 euros.

La mayor indemnización es para un mosso, al que ordenan pagar 30.420 euros por lesiones y 180.000 euros por incapacidad permanente total en el trabajo. A su hijo le corresponden 2.700 euros por lesiones y 300 por secuelas.

ABSUELTOS DE HOMICIDIO EN TENTATIVA DE CARÁCTER TERRORISTA

Sin embargo, la Sala de lo Penal ha absuelto a los dos principales acusados de 14 delitos de homicidio en tentativa de carácter terrorista, así como de 34 delitos de lesiones de carácter terrorista y de cinco de lesiones por imprudencia como pedían algunas acusaciones pero no la Fiscalía. Los magistrados también han acordado absolver al tercero de los delitos de pertenencia a organización terrorista; tenencia depósito y fabricación de explosivos y de conspiración para cometer estragos terroristas.

LA DEMANDA DE LA FISCALÍA Y LA ACUSACIÓN POPULAR

La Fiscalía pedía 41 y 36 años de cárcel para Houli y Oukabir, respectivamente, por formar parte de la célula terrorista, aunque no los acusaba de asesinato. El motivo, que no participaron directamente en los ataques en el momento en que se cometieron. No lo vio así la acusación popular, ejercida por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación 11-M, que solicitaban prisión permanente revisable para ambos.

Finalmente, el tribunal ha impuesto penas más altas de las que pedía el Ministerio Público, aunque no los ha sentenciado por asesinato.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.