Imagen de archivo de Camila / SOS DESAPARECIDOS
Imagen de archivo de Camila / SOS DESAPARECIDOS

Hablan los padres de Camila, la niña de Caldes sustraída en Rusia: versiones contradictorias

El padre de la menor está siendo investigado por abuso sexual infantil y violencia de género

Guardar
Actualizado: 04/12/2022 16:13 h.

Camila es una niña de siete años que, desde agosto del 2021, está desaparecida. Su última pista se pierde en Caldes de Montbui. Desde SOS Desaparecidos explicaron que se trataba de un caso de sustracción parental y pedían colaboración ciudadana para encontrarla cuanto antes mejor. Metrópoli se ha puesto en contacto tanto con el padre como con la madre de la niña, que han explicado detalladamente sus puntos de vista sobre este conflicto.

Camila hace más de un año que está sustraída en San Petersburgo, donde vive con su madre. Todo empezó en 2017, cuando Julio Humberto, de nacionalidad chilena, y Daria Sidorkevich, de nacionalidad rusa, se separaron. Ambos tienen una hija en común, la pequeña Camila, de nacionalidad rusa y chilena. A partir de entonces, empezaron los problemas.

Camila está viviendo en Rusia con su madre / SOS DESAPARECIDOS
Camila está viviendo en Rusia con su madre / SOS DESAPARECIDOS

SUSTRACCIÓN PARENTAL

Sidorkevich acusó a Humberto de abusar sexualmente de la niña y de violencia de género. Según explica la madre de la niña, ella y Camila se fueron a vivir a Rusia por miedo a las represalias del padre y fue entonces cuando la denunciaron por sustracción parental.

Metrópoli ha tenido acceso a las diligencias previas del Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona, donde la niña explica detalladamente los presuntos abusos por parte de su padre y dice que le tiene miedo. Tal como dice la madre en el comunicado, la sala consideró que había “indicios racionales de criminalidad contra el acusado”, pero que, según el informe de Servicios Sociales, Sidorkevich habría intentado poner a la niña en contra del progenitor.

SANCIÓN A LA PSICÓLOGA

De hecho, desde el Colegio Oficial de Psicología de Cataluña, sancionaron a la psicóloga que evaluó a Camila. En el informe, aseguraba que había indicios de que era víctima era de abusos sexuales, pero el informe, según el Colegio, no tenía rigor científico y la suspendieron de empleo y sueldo durante dos semanas. La psicóloga tubo que hacer un curso de ética y deontología por esta falta grave. Tal como explica la madre de la víctima, esta situación ha llegado a los juzgados, ya que la psicóloga sigue considerando que el informe que hizo es correcto y que la niña sufría abuso sexual infantil.

PODRÍA ENTRAR EN LA CÁRCEL

Los procedimientos judiciales por violencia de género y por abuso sexual infantil siguen abiertos y Humberto sigue siendo investigado como presunto autor de los hechos. Así y todo, los informes de Servicios Sociales de España siguen recomendado que la niña pase más tiempo con su padre. Sidorkevich ha pedido a la Justicia rusa que se investigue a Humberto y, supuestamente, han emitido una orden de busca y captura. Si en algún momento quiere entrar en territorio ruso, quedará detenido. "Incluso podría entrar en la cárcel de manera provisional", explica la madre de la víctima. 

Camila, la menor sustraída, en una imagen de archivo / SOS DESAPARECIDOS
Camila, la menor sustraída, en una imagen de archivo / SOS DESAPARECIDOS

EL PADRE DEFIENDE SU INOCENCIA

"Me han abierto un nuevo expediente por abusos sexuales a mi hija y tengo una orden de detención. Estoy en riesgo de que me extraditen por unos hechos que se van a archivar", explica el padre de la niña sustraída, que sigue defendiendo su inocencia a capa y espada. 

Metrópoli se ha puesto en contacto con la abogada de Daria Sidorkevich, que ha confirmado que Humberto tiene un procedimiento abierto por abusos sexuales y malos tratos: "Estamos pendientes de una resolución judicial que ha presentado el padre de la niña para saber si vamos a juicio o si se archiva el caso".

ABANDONADOS POR LA JUSTICIA

Tanto Sldorkevich como Humberto se sienten abandonados por la Justicia. El padre de Camila asegura que si las cosas se hubiesen hecho correctamente, podría estar con su hija. Por otra parte, Sldorkevich también ser percibe como víctima del sistema judicial: considera que tiene pruebas más que suficientes para demostrar los hechos denunciados y que se ha ido a su país de origen con Camila porque teme a que la Justicia le obligue a devolver a su hija al presunto maltratador.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.