Joan Renart, presidente de Vichy Catalán, en una imagen promocional / EUROPA PRESS
Joan Renart, presidente de Vichy Catalán, en una imagen promocional / EUROPA PRESS

Vichy Catalán gana 6,2 millones tras refinanciar las deudas dos veces

El grupo de aguas minerales advierte de que el Covid podría impactar de manera significativa en sus operaciones

Guardar
Gonzalo Baratech
Periodista

La veterana empresa Vichy Catalán, de agua mineral y zumos, logró en 2019 alzas en las principales rúbricas de sus cuentas. La cifra de negocio sube de 111 a 119 millones, gracias al impulso de las ventas nacionales y las exportaciones.

Según el balance, que acaba de depositar en el Registro Mercantil, ganó 6,2 millones, un 21% más. Se aplica íntegramente a reservas. Tras el aporte, los fondos propios se sitúan en 9,9 millones. Vichy afronta con este menguado patrimonio una deuda de 50 millones.

PASIVOS

Tal suma ha sido objeto de dos reestructuraciones en el último lustro. Durante la crisis que perduró hasta 2012, el grupo de manantiales atravesó agobios de tesorería. Para superar el bache, exigió duros sacrificios a los 500 trabajadores, que se plasmaron en un recorte generalizado de salarios.

Las tensiones financieras continuaron. En 2015 se vio forzada a negociar con la banca para rebajar los vencimientos de la deuda.

CLÁUSULAS

La reestructuración salvó los muebles, pero dos años después, después Vichy Catalán torna a pedir árnica a los prestamistas.

El pacto de 2017, que es el que ahora rige, poda los tipos de interés. Pero sobre todo extiende los periodos de amortización del principal, para acomodarlos a las mejoras progresivas que la embotelladora pronostica en su plan de negocio.

PAGOS CRECIENTES

El contrato con las entidades establece dos tramos. Uno de 63 millones, a devolver en 6 plazos; y otro de 5 millones que termina en 5 años.

Con cargo al primero, la compañía abonó 6 millones en 2019. Otros 7 millones vencen el año que ahora corre, 8 millones en 2021, 9,5 millones en 2022 y nada menos que 28,5 millones en 2023.

CORONAVIRUS

Los planes de negocio a seis años vista lo aguantan todo. Quizás por ello, Vichy Catalán incluye en su memoria una advertencia sobre los efectos de la pandemia que asuela España. La dirección del grupo asevera que la rápida propagación del coronavirus “supone una crisis sanitaria sin precedentes, que afectará al entorno macroeconómico. Y podría impactar de manera significativa en las operaciones, en los resultados y en los flujos de caja futuros”.

En el momento de redactar el informe, Vichy Catalán no había realizado una estimación de los daños que puede ocasionarle el Covid.

ADMINISTRADORES

Vichy Catalán se fundó en 1881. La histórica casa tiene varias sedes en Barcelona, pero el cuartel general de la sociedad holding radica en la calle Còrsega, entre Balmes y Rambla de Catalunya. El consejo de administración está dominado por el patriarca-presidente Joan B. Renart Cava, de 83 años. De consejero delegado ejerce su hijo Joan Renart Montalat; el órgano se completa con la hermana de este último Irene Renart Montalat, más los dos accionistas minoritarios Enrique Casas Felip y Sara Dalmau Murla.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.