Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo / MOSSOS D'ESQUADRA

Mossos d'Esquadra en una imagen de archivo / MOSSOS D'ESQUADRA

Gran Barcelona

Pánico en Molins de Rei por un agresor de mujeres en serie

La policía catalana busca a un hombre que ha amenazado a una de las víctimas con un cuchillo y que aún no está identificado

30 diciembre, 2022 18:29

Noticias relacionadas

Los Mossos d'Esquadra están investigando dos agresiones a dos mujeres que tuvieron lugar la tarde del pasado 23 de diciembre en Molins de Rei, en la zona del parque de Collserola, por parte de un hombre que iba en bicicleta, según ha avanzado El Periódico y han confirmado a EFE fuentes policiales.

La primera agresión, que ha sido denunciada, tuvo lugar cuando una mujer paseaba con su perro y un ciclista que se cruzó con ella se detuvo y se quedó esperándola para, posteriormente, intimidarla preguntándole si quería tener sexo con él.

UN HOMBRE EN BICICLETA

Le respondió que no y él insistió, dando la vuelta y regresando con la bicicleta hasta donde estaba la mujer, quien huyó de la zona, encontró a un grupo de vecinos que paseaban por el parque y, posteriormente, denunció los hechos ante la policía local.

Agentes de los Mossos en Barcelona en una imagen de archivo / EFE

Agentes de los Mossos en Barcelona en una imagen de archivo / EFE


La segunda agresión que investigan los Mossos, que de momento no ha sido denunciada, ocurrió la misma tarde en un lugar cercano al de la primera. En este caso, una vecina de Molins que había salido a correr escuchó unos gritos y al acercarse al lugar se encontró a una mujer en el suelo y a un hombre, que tenía una bicicleta, sobre ella, agarrándola por el cabello, ha explicado la testigo al citado periódico.

ARMADO CON UN CUCHILLO

El agresor, que llevaba un cuchillo, soltó a la mujer en cuanto la vecina amenazó con llamar a la policía y huyó en bicicleta con la mochila de la víctima. Al regresar al municipio, las dos mujeres se encontraron con una patrulla de la Guardia Urbana e informaron de lo ocurrido a los policías, que señalaron que la descripción del agresor coincidía con la de la primera víctima.