Tráfico en la calle de Mallorca / METRÓPOLI - RP
Tráfico en la calle de Mallorca / METRÓPOLI - RP

El nuevo carril bici de la calle Mallorca fulminará 150 plazas de aparcamiento

Esta arteria barcelonesa tendrá una nueva vía que conectará con la actual y unirá los distritos de Sant Martí y el Eixample

Guardar
Periodista

A falta de un año para el final del presente mandato, el gobierno municipal de Ada Colau continúa multiplicando los kilómetros de carriles bici por toda Barcelona sirviéndose, en la práctica totalidad de casos, de un espacio del que hasta la fecha disponía el vehículo privado.

Este incremento, además, está afectando a vías principales barcelonesas que registran elevados volúmenes de circulación, como las avenidas Diagonal y Meridiana o la Gran Via de les Corts Catalanes.

El siguiente objetivo es la calle de Mallorca, una arteria principal que se inicia en el Clot y finaliza cerca de la estación de Sants. Una nueva vía ciclista arrinconará al vehículo privado, y dará continuidad al carril bici existente conectando el mencionado barrio de Sant Martí con la avenida Diagonal.

CLOT - CARTAGENA

El nuevo carril bici proyectado por el consistorio barcelonés unirá las confluencias de la calle de Mallorca con las calles del Clot y de Cartagena, por lo que dispondrá de un recorrido de 1,3 kilómetros cuyas modificaciones se dividirán en cinco tramos. Según indica el proyecto ejecutivo, entre las calles del Clot y de Navas de Tolosa, se suprimirá un carril de circulación para el vehículo privado, mientras que en el trayecto desde este último punto hasta la avenida Meridiana se eliminará el estacionamiento, tal y como pasará entre la Meridiana y la calle de Xifré.

El tramo que conecta esta última calle con la de la Independència no se traducirá en pérdidas para los conductores, pero en los metros finales hasta la calle de Cartagena desaparecerán las plazas de aparcamiento.

Carril bici actual en la calle de Mallorca / GM
Carril bici actual en la calle de Mallorca / GM

Mediante estos cambios, el recorrido afectado de la calle Mallorca dispondrá de un carril bus a la derecha, dos carriles centrales para el vehículo privado y un carril  bici en el lado izquierdo de la vía.

PLAZAS SUPRIMIDAS

La creación del nuevo carril supondrá la supresión de 150 estacionamientos. Las motos serán los mayores afectados, ya que perderán 104 plazas, mientras que los automóviles dejarán de disponer de 31 plazas de zona azul y 15 de estacionamiento no regulado. También se eliminarán seis estacionamientos para personas con movilidad reducida, pero estos últimos serán reubicados en un nuevo emplazamiento.

La disposición de los contenedores también se verá afectada. Hasta 32 containers quedarán reubicados tras los trabajos, muchos de ellos sobre las aceras, restando espacio a los viandantes.

El coste de los trabajos para la implementación de la nueva vía ciclista alcanzará los 423.260,36 euros.

Disposición de la calle de Mallorca tras la incorporación del nuevo carril bici / AJ BCN
Disposición de la calle de Mallorca tras la incorporación del nuevo carril bici / AJ BCN

HASTA LA DIAGONAL

El nuevo carril bici de la calle de Mallorca conectará con el actual, que se encuentra entre las confluencias de las calles de Cartagena y de Sicília, que el consistorio puso en marcha a finales de 2019.

Estos trabajos ya conllevaron un agravio al vehículo privado. El Ayuntamiento eliminó entonces el carril izquierdo de circulación en este tramo de la vía, así como los estacionamientos de los que se disponía entre los cruces de las calles del Dos de Maig y de Sicília.

De esta forma, la calle Mallorca contará con una conexión ciclista de carácter unidireccional que unirá los distritos de Sant Martí y el Eixample, con un recorrido cuyo inicio se establecerá en la calle del Clot y se extenderá hasta la avenida Diagonal.

Un ciclista en la calle de Mallorca / METRÓPOLI - HUGO FERNÁNDEZ
Un ciclista en la calle de Mallorca / METRÓPOLI - HUGO FERNÁNDEZ

CONEXIÓN CON SANTS

Los planes municipales para la calle de Mallorca van mucho más allá del nuevo proyecto. La iniciativa actualmente proyectada es tan solo un paso más hacia la consolidación de un carril bici de extremo a extremo de esta arteria, por lo que el objetivo final es su prolongación hasta el cruce con la avenida de Roma, a escasos metros de la estación de Sants.

La finalización de este carril se enmarca en una planificación del área de Movilidad y Ecología Urbana, mediante la cual se crearán 32,6 nuevos kilómetros y se mejorarán otros 11,7 en la red ciclista barcelonesa, con una inversión que superará los 30 millones de euros.

El total de inversiones, que incluye otras actuaciones relevantes como la de plaza Catalunya, la vía Augusta y el paseo Maragall, se comenzó a realizar el pasado año, y su finalización está prevista para 2023.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.