Exterior de la residencia Bertran i Oriola situada en la Barceloneta / GENERALITAT
Exterior de la residencia Bertran i Oriola situada en la Barceloneta / GENERALITAT

El 95% de los ancianos de la residencia de la Barceloneta dieron positivo por coronavirus

El centro ha sido intervenido por “faltas en el trato" a los abuelos

Guardar
Periodista
Actualizado: 16/02/2022 18:02 h.

“Perdí a mi padre hace pocas semanas y ahora sólo quiero luchar por mi madre”. Caty Serrano, representante de la plataforma 5+1, formada por familias con personas mayores en residencias, relata sus últimas semanas luchando contra el coronavirus, la mala gestión de los centros y la poca información que les ofrecen las múltiples administraciones.

Sus progenitores, ambos de 89 años, eran dos de los 92 residentes del centro Bertran i Oriola situado en la Barceloneta. Este equipamiento ha sido intervenido tras detectar “faltas en el trato” a los ancianos. El gobierno catalán ha tomado la decisión tras dos inspecciones, pero a los familiares no se les ha comunicado nada más.

95% DE POSITIVOS

“Ha sido la gota que ha colmado el vaso, pero la crisis en el equipamiento empezó hace mucho más”, indica la representante de la plataforma. Serrano explica a Metrópoli Abierta que su padre perdió la vida el pasado 6 de abril. “No le veía desde el 12 de marzo y murió sin que me pudiera despedir de él”, relata. “Ahora lo único que quiero es que mi madre esté bien”, argumenta Caty, y recuerda que las administraciones deben informar de todo lo que ocurre con sus familiares. 

Fachada de la residencia Bertran i Oriola de la Barceloneta / GOOGLE MAPS
Fachada de la residencia Bertran i Oriola de la Barceloneta

El centro de la Barceloneta contaba con poco menos de un centenar de residentes y han muerto entre 24 y 28. Serrano afirma que “no sabemos del cierto el número de personas que han perdido la vida en el equipamiento” y exige una mejora de la gestión por parte de la empresa Eulen y también de la Generalitat. Lo único que saben los familiares es que sólo 5 de los ancianos han dado negativo en el test y el resto, un 95%, han sido positivos por coronavirus.

La semana pasada se inició el traslado de los residentes, 20 de los cuales se llevaron al centro Paral·lel, mientras que otros ocho ya habían sido ingresados en el Hospital del Mar unos días antes. “Mi madre sigue en Bertran i Oriola, es una de las 17 personas que continúan allí y no se cuando la van a sacar, ni si lo llegarán a hacer”, indica Caty Serrano. Su progenitora es una de las residentes que sigue en el equipamiento gestionado por Eulen, sin saber qué pasará con ella en los próximos días.

DENUNCIA A LA FISCALÍA

Su madre también dio positivo, pero está asintomática. La representante de la plataforma 5+1 explica que la tienen aislada. Para más inri argumenta que “hay mucho secretismo, llamas y no cogen el teléfono y con la poca atención médica que está recibiendo, no creo que salga adelante”, se lamenta.

El caso de la residencia Bertran i Oriola acabará en los tribunales, al igual que el resto de centros catalanes con una situación similar. "Nos dirigiremos a la Fiscalía para que haga una investigación general en toda Cataluña y expondremos al Ministerio Público las situaciones más graves para que vea que no han sido ni uno ni dos los casos", concreta la coordinadora de la plataforma 5 +1, María José Carcelén.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.