Terraza interior del prostíbulo encubierto de Gràcia / MA
Terraza interior del prostíbulo encubierto de Gràcia / MA

Un prostíbulo encubierto y un testigo clave: los detalles del nuevo asesinato en Barcelona

João es un hombre que asegura haber oído cómo mataban a la víctima, que posteriormente encontraron en una furgoneta

Guardar
Actualizado: 15/03/2023 12:07 h.

Los Mossos d'Esquadra investigan un nuevo asesinato en Barcelona. Metrópoli ha podido saber detalles del último suceso sangriento en la capital catalana, que, presuntamente, ha tenido lugar en un prostíbulo encubierto en el barrio de la Vila de Gràcia. João es un hombre que asegura haber oído cómo mataban a la víctima, que posteriormente encontraron en el maletero de una furgoneta en la Via Augusta con un cuchillo clavado envuelto en una sábana.

UN TESTIGO CLAVE

Según confirman fuentes policiales, los hechos pasaron la noche del 9 al 10 de marzo y hay una investigación abierta para esclarecer los detalles del crimen, del que no pueden dar más detalles al estar bajo secreto de sumario. No obstante, Metrópoli ha podido hablar con un testigo clave. Se trata de João, de nacionalidad portuguesa e informático de profesión. Vive en el bloque de la calle de la Riera de Sant Miquel número 64, lugar en el que, presuntamente, asesinaron a un hombre.

La finca donde, presuntamente, asesinaron a un hombre la semana pasada / MA
La finca donde, presuntamente, asesinaron a un hombre la semana pasada / MA

"DECAPITANDO A UNA PERSONA"

Tal como explica João a este medio, el día del crimen oyó muchos gritos: "Era como si estuvieran decapitando a una persona. Me pensaba que era una pelea en la calle, pero salí a comprar un par de cervezas y ya vi que era dentro del edificio. Cuando volví a casa ya había cesado el ruido y no le di más importancia". Este joven está acostumbrado a los ruidos constantes de los bajos de la finca y jamás imaginó que detrás de los chillidos se escondía un asesinato. "Ahora lo entiendo todo, esto es mucho más grave de lo que pensaba", lamenta. 

EL MOMENTO DEL CRIMEN

El informático sitúa el momento del crimen sobre las 18:00 y las 19:00 horas, aunque no lo recuerda con claridad. Lo que sí que recuerda a la perfección era la entrada constante de mujeres colombianas y las molestias acústicas diarias. No obstante, asegura que, un día para otro, estas desaparecieron y, en el interior de la finca, vivían unos cuatro o cinco hombres. "Tenía sospechas de que podía ser un prostíbulo, pero nunca lo supe al 100%". 

Quién sí que lo sabe con total seguridad es un vecino que vive justo delante, que dice conocer a la dueña de la finca: "La propietaria del local no tiene nada que ver con el prostíbulo. Ella solo lo alquila y no creo que conozca para que actividad lo utilizan". Este negocio clandestino comparte pared con un instituto público de Gràcia, donde desconocen el negocio que hay en el interior de la finca. Rafa, uno de los residentes entrevistados, explica que, antes de la pandemia, el local era una clínica estética, pero que después de la cuarentena se acabó convirtiendo en un prostíbulo, donde era habitual ver a chicas bailando y fumando marihuana. 

Agente de los Mossos d'Esquadra con un detenido en Barcelona / EFE
Agente de los Mossos d'Esquadra con un detenido en Barcelona / EFE

PROSTÍBULO ENCUBIERTO

Una vecina, que ha querido preservar su anonimato, asegura que nunca habló con los residentes del piso, pero sí que oía cómo estaban de fiesta toda la noche. "Eran jóvenes, latinos y de unos 30 años, pero nunca llegué a hablar con ellos". "No sabía que era un prostíbulo, pero una compañera de piso me dijo que lo sospechaba, ya que había muchas chicas entrando constantemente", dice otra de las fuentes consultadas. 

Todo apunta a que el sangriento suceso tuvo lugar en el interior del bloque la tarde noche del jueves 9 al viernes 10 de marzo. No obstante, el cadáver no lo encontraron en el prostíbulo, sino en el maletero de una furgoneta en la Via Augusta, a pocos metros de la finca. El cuerpo de la víctima estaba envuelto con una sábana y presentaba signos evidentes de haber sufrido una muerte violenta.

Registro en el piso en el que, presuntamente, han asesinado a un hombre / CEDIDA-RAFA
Registro en el piso en el que, presuntamente, han asesinado a un hombre / CEDIDA-RAFA

TRES DETENIDOS

Los comerciantes y vecinos vieron un gran operativo policial en el lugar en el que dieron el alto al vehículo, pero no se les pasó por la cabeza que se trataba de un crimen. Sospechaban que se trataba de un control aleatorio, pero nada más lejos de la realidad: la policía catalana acabó deteniendo a tres personas por un homicidio, dos hombres y una mujer, que ya han pasado a disposición judicial y que han ingresado a prisión provisional como presuntos autores de los hechos.

Dos de los arrestados son el conductor y el copiloto de una Fiat Scudo. Los agentes consiguieron rehacer el camino de los presuntos autores y llegaron hasta la calle de la Riera de Sant Miquel número 64, donde detuvieron a la tercera implicada en el caso, que podría ser una de las responsables del prostíbulo, unos hechos que no han sido corroborados. Se desconoce la identidad de la víctima ni su relación con los detenidos. Los Mossos d'Esquadra mantienen la investigación abierta para saber las causas del crimen, que ha causado gran conmoción en el barrio de la Vila de Gràcia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.